El huracán "Paul" está próximo a impactar en la costa occidental de Baja California Sur, en el noroeste de México, tras perder fuerza y bajar a categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, informó hoy el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

"Paul", que mantiene un índice de peligrosidad fuerte, está ubicado 70 kilómetros al sur de Cabo San Lázaro y 280 kilómetros al noroeste de Cabo San Lucas, ambos en Baja California Sur, señaló el organismo en un boletín divulgado a las 13.30 hora local (18.30 GMT).

El meteoro registra vientos sostenidos de 150 kilómetros por hora y rachas de hasta 175 kilómetros, y se desplaza a una velocidad de 28 kilómetros por hora rumbo hacia el norte.

"Paul" mantiene en alerta a ambas costas de la península, por un lado, la franja entre Agua Blanca y Punta Eugenia y, por el otro, desde La Paz, la capital de Baja California Sur, hasta San Juan Bautista.

Ya afecta el sur y centro de la península y sus desprendimientos nubosos alcanzan los estados de Sinaloa, Chihuahua, Baja California y Durango, donde "se prevén lluvias fuertes a puntualmente intensas, además de vientos de moderada a fuerte intensidad", indicó el SMN.

El Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) puso en "alerta roja" (peligro máximo) al estado de Baja California Sur, y en "naranja" (alto) el sur de Baja California.

En nivel amarillo (peligro moderado) se encuentra el centro de Baja California, el sur de Sonora y la parte norte de Sinaloa.

En "alerta verde" (peligro bajo) está el resto de Sonora y de Sinaloa, mientras que en "azul" (peligro mínimo) se encuentran el norte de Baja California y el sur de Chihuahua.

El Meteorológico pidió "extremar precauciones por viento y oleaje elevado en las costas de Baja California Sur" y deslizamientos de tierra "súbitos e inundaciones".

También llamó a la navegación marítima a estar alerta en las inmediaciones del sistema "por efectos de lluvia, viento y oleaje, que se puede extender a las costas de Sinaloa".

La Secretaría de Turismo mexicana indicó en un comunicado que los centros turísticos de la península de Baja California operan con normalidad y que hasta el momento no se reportan afectaciones en las zonas hoteleras y los aeropuertos funcionan sin contratiempos.

Con "Paul" ya se han formado 16 tormentas en la actual temporada por la cuenca del Pacífico, que comenzó el 15 de mayo y terminará en noviembre próximo, de las cuales siete alcanzaron la categoría de huracán, incluido "Paul".