El brasileño Marcelo, lateral izquierdo del Real Madrid que estará tres meses de baja por una fractura en el quinto metatarsiano del pie derecho, aseguró hoy que va a "hacer todo bien hecho para volver rápido y poder estar con el equipo".

Esta lesión "no puede quitar la sonrisa de nadie y menos la mía, que siempre estoy feliz. Ya ha pasado y ahora tengo que trabajar duro para volver a jugar", dijo Marcelo a los medios del club blanco.

El brasileño se lesionó el domingo durante un entrenamiento en Breslavia (Polonia) con la selección brasileña, que hoy disputó un amistoso ante la de Japón.

Marcelo, que será operado el viernes en Holanda por el doctor Niek Van Dijk, se mostró muy agradecido por los mensajes de apoyo que ha recibido.

"Deseo poder recuperarme bien para dar más alegrías a la afición. Ayer estaba un poco triste, pero cuando llegué a casa y vi a mi hijo y a mi esposa me sentí mucho mejor. Estas cosas pasan y hay que levantar la cabeza y seguir para adelante", apuntó.

El brasileño confía en que esta sea su primera y última lesión grave. "No le deseo esto a nadie. Son cosas que pueden pasar en un entrenamiento o en un partido y ahora lo que tengo que hacer son las cosas bien para volver cuanto antes con el equipo. Si tengo la cabeza fuerte y el ánimo bien, mis compañeros y la familia me ayudarán a recuperarme", dijo.