Un juez ecuatoriano, en el marco de una multimillonaria condena por daño ambiental, ordenó embargar los bienes de la petrolera estadounidense Chevron en el país, incluida una multa impuesta por el Ciadi al Gobierno de Ecuador.

El juez Wilfrido Erazo, de la Corte de Justicia de la provincia de Sucumbíos, emitió el lunes la orden de embargo contra los bienes de Chevron y sus subsidiarias, informó hoy a Efe Pablo Fajardo, abogado de los perjudicados por el daño ambiental imputado a la petrolera.

La Corte de Sucumbíos condenó en febrero de 2011 a Chevron a pagar más de 19.000 millones de dólares, como indemnización por los graves daños ambientales causados durante el periodo en que extrajo crudo de la Amazonía ecuatoriana, entre 1964 y 1990.

La orden del juez Erazo señala que la ejecución de la condena será "imponible sobre la totalidad del patrimonio de Chevron" hasta que se cubra el monto de la sentencia y en virtud que la compañía se declaró "rebelde" a cumplir con esa obligación.

El embargo incluye los más de 96 millones de dólares de la multa impuesta por un tribunal del Centro Internacional de Arbitraje Relativa a Inversiones (Ciadi) contra el Gobierno de Ecuador, ante una demanda presentada por Chevron por otro asunto.

La medida judicial también abarca la línea de carburantes que se expenden en el mercado y que está relacionada con la petrolera estadounidense o subsidiarias, como Chevron, Texaco, Ursa, Havoline, Doro, Geotex, Meropa, Motex, Multigear, Regal, Taro, Texatherm y Thuban.

Fajardo explicó que la decisión del juez Erazo supone que "cualquier beneficio económico que tenga Chevron por venta de productos" en Ecuador "sea embargado inmediatamente" y depositado en una cuenta de la Corte de Sucumbíos, con el fin de abonar al monto de la condena impuesta a la petrolera.

Estas acciones se suman a otras que la defensa de los afectados amazónicos han emprendido en el exterior. De momento, los abogados de los afectados han iniciado acciones en Canadá y Brasil.

Fajardo, además, recordó que la semana pasada el Tribunal Supremo de Estados Unidos rechazó una petición de Chevron para intentar bloquear la condena emitida por las cortes ecuatorianas.

Con ello, dijo el abogado ecuatoriano, no hay "impedimento legal alguno que obstaculice cobrar" la deuda "en cualquier parte del mundo, incluso en Estados Unidos".

Chevron, que reniega de la justicia ecuatoriana y que se ha rehusado a aceptar la sentencia, sostiene que se perpetró un supuesto "fraude" y que la condena en su contra forma parte de un complot de los abogados de los demandantes.

La petrolera acusa a los letrados de haber hecho pagos ilegales de hasta 100.000 dólares a un perito independiente, Richard Cabrera, quien recomendó en 2008 que la compañía pagara 27.000 millones de dólares por la contaminación en la Amazonía.