El oro ha sido una inversión de alto atractivo en los últimos años, pero el brillo podría empezar a perderse por causa de la desaceleración económica global.

La rentabilidad anual del oro entre el año 2001 y diciembre de 2011 fue de 18%, muy por encima de otras opciones de inversión como las acciones del índice S&P 500, acciones de empresas de mercados emergentes, bonos del Tesoro de Estados Unidos y otros bienes básicos o commodities, según Tom Lydon, editor de ETF Trends, firma especializada en el análisis de la industria de fondos ETF, uno de los vehículos de inversión más utilizados para invertir en oro.

"El oro ha tenido una enorme valorización y aunque en los últimos meses el precio del oro no está aumentado tanto como antes, el metal mantiene su valor", dijo Lydon a AP.

Mantener el valor es el atributo clave para la mayoría de los inversionistas acuden al oro como una forma de proteger el capital contra la incertidumbre de los mercados globales.

Lo interesante es que "el oro está dejando de ser una inversión especulativa para convertirse en una opción que ofrece cimientos en las carteras de inversión", dice Lydon.

Pero los tiempos en que el oro ofrecía rentabilidades muy altas pueden estar pasando por razones como que ya se ha valorizado mucho y porque la demanda mundial del metal ha empezado a caer.

"Creemos que el precio de largo plazo de la onza de oro es de 1.200 dólares (el precio actual es de 1.734 dólares por onza)", dijo a AP Young Park, analista de acciones de empresas mineras de Morningstar Inc, firma de análisis de fondos de inversión con sede en Chicago.

Según Park, el precio del oro podría caer a largo plazo por causa de dos factores principales: que existe un enorme inventario físico de oro en el mundo y que la demanda mundial del metal ya no está creciendo al mismo ritmo de antes.

La demanda global de oro cayó 7% en el segundo trimestre de 2012 en comparación con el mismo periodo de 2011, según información del World Gold Council, organización con sede en Londres que representa a las principales empresas de minería de oro del mundo.

La razón detrás de la caída de la demanda global de oro tiene que ver con la desaceleración económica global. Por ejemplo, la demanda de productos de joyería está cayendo en mercados como China e India, dice un informe del World Gold Council.

¿Cómo se invierte en oro?

Hasta hace unos años para invertir en oro era necesario comprar joyas o lingotes del precioso metal y el inversionista enfrentaba las dificultades para almacenar y proteger su compra. Además, la inversión no era muy líquida, es decir, no era fácil salir a vender el oro para obtener efectivo.

Ahora es diferente. "Un inversionistas puede invertir en oro por la mañana y vender su inversión por la tarde a través de los ETF", dice Lydon. Los ETF son fondos de inversión que se negocian en las bolsas de valores como si se tratara de acciones y pueden ser adquiridos por cualquier inversionista que cuente con una cuenta de una empresa de corretaje.

Estos fondos ETF compran los lingotes de oro y los almacenan en bóvedas especiales. De esta forma, cuando el inversionista compra un ETF especializado en oro, está adquiriendo una porción del metal que tiene el fondo en algún lugar.

Por ejemplo, uno de los ETF más conocido es el SPDR Gold Shares que se negocia bajo el símbolo GLD. Según Lydon, este fondo tiene en bóvedas cerca de 1.200 toneladas del metal precioso por un valor de 68.000 millones de dólares. Si se compara con bancos centrales del mundo este Fondo estaría en sexto lugar en tenencia de oro por detrás de los bancos centrales de Estados Unidos, Alemania, el Fondo Monetario Internacional, Italia y Francia.

Según Lydon, otros factores que podría sostener el precio del oro en el futuro tienen que ver con las expectativas de una mayor inflación causada por las políticas de expansión monetaria de los principales bancos centrales como la Reserva Federal de Estados Unidos. Además una mayor inflación causaría devaluación del dólar, otro factor que podría impulsar el interés por invertir en oro para proteger el capital.