La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, tiene un consejo para el presidente Barack Obama en el debate de hoy contra el republicano Mitt Romney: "que sea él mismo" y que defienda su "gran historial" como mandatario.

Clinton, que hoy cierra un viaje de dos días a Lima (Perú), planea llegar a Washington "a tiempo para asegurarme de que veo cada momento" del segundo debate presidencial, según aseguró en una entrevista emitida hoy por la cadena CNN.

Para la titular de Exteriores, el que fuera su rival en las primarias de 2008 debe "ser él mismo, contestar las preguntas y explicar a la gente, no sólo los que están en la audiencia, sino en nuestro país, lo que ha hecho y lo que va a hacer".

"Creo que esta es una elección clave tanto por razones domésticas como internacionales, y aunque estoy fuera de la política, sigo siendo estadounidense y me importa mucho lo que ocurre en mi país", apuntó Clinton, que se ha mantenido al margen de la campaña electoral como dicta el protocolo para los secretarios de Estado.

La jefa de la diplomacia estadounidense asumió en esa misma entrevista la responsabilidad por la gestión del ataque del pasado 11 de septiembre al consulado estadounidense en Bengasi (Libia), que mató a su embajador en ese país, Chris Stevens, y a otros tres estadounidenses.

Clinton trató así de aflojar la presión al presidente Barack Obama justo antes del debate de hoy, en el que el mandatario está obligado a mejorar su actuación del primer intercambio si quiere ver un impulso en las encuestas.