La Federación Alemana de Fútbol no organizará un partido de despedida para el ex capitán de la selección Michael Ballack.

Aunque la Federación solía organizar ese tipo de encuentros para jugadores con 75 partidos internacionales o más, la práctica se desechó en 1995. Ballack se retiró este mes después de vestir en 98 partidos la camiseta alemana, aunque no jugó con la selección desde marzo de 2010.

Ballack había dicho que le gustaría un partido de despedida.

El presidente de la Federación, Wolfgang Niersbach, dijo que no percibe motivos para hacer una excepción con Ballack, aunque Lothar Matthaeus y Oliver Kahn sí tuvieron sus partidos del adiós.

Ballack se perdió el Mundial de 2010 por una lesión, y meses después fue excluido de la selección por el técnico Joachim Loew. Ballack rechazó ofertas para jugar dos amistosos que le hubieran permitido llegar a 100 partidos con Alemania.