Estados Unidos donó el martes tres helicópteros a la fuerza aérea salvadoreña que serán usado en misiones humanitarias en casos de desastres y para el combate a la delincuencia común y organizada.

Esta es la primera entrega de naves aéreas al gobierno salvadoreño luego de la firma de los Acuerdos de Paz que pusieron fin a 12 años de guerra civil en El Salvador, en la que Estados Unidos intervino con ayuda económica, asesores militares, armas, aviones y helicópteros para combatir a la guerrilla comunista.

La embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Mari Carmen Aponte, estuvo presente en la ceremonia de donación de los helicópteros MD-500E, capaces de transportar 1.335 libras, con capacidad para el piloto, copiloto y dos pasajeros.

La diplomática anunció que antes de que finalice el año, Estados Unidos también hará donaciones en lanchas destinadas a la lucha antidrogas.