Luego de un par de derrotas en que las Eagles de Filadelfia dejaron escapar la ventaja en el último cuarto, el equipo decidió despedir a Juan Castillo, el coordinador de su defensiva.

Castillo, de padres mexicanos, fue destituido el martes y reemplazado por Todd Bowles, el coach de la defensiva secundaria.

El entrenador Andy Reid tomó la decisión de romper con un asistente que había colaborado con él durante años y que se mudó sorpresivamente a la defensiva, luego de 13 campañas como coach de la línea ofensiva. Castillo permaneció con Filadelfia 18 años, más que cualquier otro coach en la historia de la franquicia.

"Han pasado seis partidos de la temporada, y el promedio no es bueno", consideró Reid en un comunicado. "Sé del potencial que tiene nuestro equipo, e insisto en aprovecharlo al máximo".

Castillo estuvo debajo de la lupa en Filadelfia. Prácticamente cada decisión que tomó fue objeto de un cuidadoso escrutinio.

Se le ascendió a coordinador de la defensiva después de una larga búsqueda, en momentos en que el nuevo coach de la línea defensiva Jim Washburn había optado por el esquema "wide-nine".

"Puse a Juan en esta situación", reconoció Reid el martes durante una conferencia de prensa en las oficinas generales del equipo. "No funcionó. Asumo plenamente la responsabilidad por ponerlo a él en esa situación".

Las Eagles (3-3) descansan esta semana. Desperdiciaron una ventaja de 10 puntos, a 5:18 minutos del final, y cayeron por 26-23 ante Detroit en tiempo extra, una semana después de permitir que Pittsburgh remontara para convertir un gol de campo que significó el triunfo de los Steelers en el último segundo.