La cantante y actriz Dulce María, la protagonista de la cinta "¿Alguien ha visto a Lupita?" asegura que su debut en el terreno de la comedia rescata el humor mexicano y orienta, sin llegar a la tragedia, sobre temas serios como el abuso sexual a menores y el hostigamiento.

"Toca temas muy importantes y fuertes, por ejemplo el abuso (sexual) entre la familia, el fanatismo (religioso), la inseguridad y la discriminación. Tiene muchos temas importantes, pero con un humor impecable. Estás viendo algo fuerte y te saca una carcajada porque es un humor un poquito negro, un humor un poco absurdo, como el humor de los mexicanos", dijo el martes Dulce María en entrevista con The Associated Press.

La ex integrante de RBD, quien da vida a Lupita, contó que para no ofrecer una actuación simplemente "chistosa" y proyectar la profundidad de los temas se apoyó en la veterana Carmen Salinas, con quien comparte créditos en el filme que ha recorrido varios festivales cinematográficos internacionales.

"Los mexicanos tenemos un gran sentido del humor, hasta cuando están velando un muerto", señaló Salinas.

"Es una comedia de situación, no es como que estamos tratando de hacer reír a la gente (de manera burda)", acotó Dulce María sobre la cinta que se estrena el 26 de octubre en México.

La cinta del director Gonzalo Justiniano narra el viaje de Lupita, una joven que padece un trastorno mental y huye para evitar ser internada.

En el viaje, que la lleva de Chile a Estados Unidos, conoce a Chepita (Salinas), quien se vuelve su defensora y juntas se embarcan en una aventura en la que la joven se vuelve un fenómeno de masas luego de que se le atribuyen varios milagros, aunque también enfrenta obstáculos como la discriminación y el abuso sexual.

Dulce María confesó que su mayor reto fue evitar sucumbir ante la gracia de Salinas.

"El problema era no reírme en las escenas porque me daba risa todas sus ocurrencias", reveló la joven actriz, a quien Salinas adoptó "dentro y fuera de la película" y le dio muchos consejos.

"Todo el tiempo y se los sigo dando", agregó Salinas sobre sus enseñanzas para la joven actriz.

Salinas, toda una institución en la comedia mexicana, coincidió en que el argumento de la cinta exalta elementos como el humor involuntario, que se han visto por años en el cine nacional. Por ejemplo, en la cinta, en la que también actúa Cristián de la Fuente, Salinas es la única que le cree a Lupita cuando dice que su tío le obsequió un celular a cambio de dejarse tocar los senos y, por supuesto, la defiende.

"Más que hacer yo chistes, es la manera en que digo las llamadas 'malas palabras' por defender a una niña", dijo Salinas.

Para Salinas precisamente en el lenguaje está el origen del hostigamiento, o bullying, incluso entre familiares.

"No hay malas palabras, hay malas actitudes", enfatizó Salinas. "La forma en que tú le digas a un hijo las llamadas malas palabras, hace que empiece el bullying en tu casa. Crecen con rencores e inseguridades y se desquitan con sus compañeros madreándolos porque no pueden golpear a sus papás", expresó la también productora teatral que afirmó que la cinta "divierte y orienta".

La película se estrenará en 2013 en Europa, adelantó Dulce María.