El choque entre Polonia e Inglaterra por las eliminatorias mundialistas de Europa fue postergado hasta el miércoles debido a un campo de juego anegado en Varsovia.

Una fuerte aguacero previo al choque del martes dejó charcos de agua a lo largo del campo del Estadio Nacional.

Los encargados del estadio habían tomado la decisión de no cerrar el techo retráctil, pese a pronósticos de lluvia torrencial.

La federación polaca decidió finalmente postergar el encuentro tras revisar dos veces el campo de juego.

Inglaterra buscaba aumentar su ventaja de tres puntos como líder del Grupo A. Polonia intenta alcanzarle con siete unidades con un triunfo.

El partido se disputará desde las 5 de la tarde del miércoles.