La periodista de la CNN Candy Crowley se convertirá hoy en la Universidad Hofstra en la segunda mujer que modera un debate presidencial en EE.UU., 20 años después de que Carole Simpson fuera la primera y hasta ahora única elegida para esa labor.

Crowley, una veterana periodista de 63 años con más de un cuarto de siglo de experiencia en televisión, es actualmente la corresponsal jefe de política de la cadena CNN y presentadora del programa "State of the Union".

Hoy, a partir de las 21.00 hora local (01.00 GMT del miércoles), se encargará de moderar el segundo debate entre el presidente y candidato demócrata a la reelección, Barack Obama, y el aspirante republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, en la Universidad Hofstra, en Hempstead (Nueva York).

Junto a la moderadora, que practica meditación por las mañanas y es vegetariana, los protagonistas serán 80 votantes indecisos que planean acudir a las urnas el próximo 6 de noviembre y han sido seleccionados por la empresa encuestadora Gallup.

Crowley revisará las preguntas de los ciudadanos y determinará quiénes intervendrán en el debate, que durará hora y media.

Los equipos de campaña de Obama y Romney no tendrán acceso a esas preguntas y, para mantener el misterio hasta el final, los ensayos previos de la moderadora con el público se harán con cuestiones ficticias.

Los temas abarcarán tanto política nacional como exterior, cada candidato tendrá dos minutos para responder y Crowley podrá, si así lo considera, realizar preguntas de seguimiento sobre cualquier asunto y dar un minuto más a Obama y a Romney.

Esas preguntas de seguimiento preocupan a ambas campañas, que han argumentado sin éxito que están "fuera" de las reglas del debate.

Crowley, que empezó su carrera en radio para la agencia Associated Press (AP), pasó a la televisión en 1986 con NBC y lleva en CNN desde 1987, ha prometido dar guerra y recurrir a las preguntas de seguimiento especialmente si percibe que los candidatos están tratando de evitar un tema.

Esta periodista que dijo recientemente que siente predilección por los personajes "oscuros" y que le gustaría entrevistar al presidente iraní, o al líder norcoreano, Kim Jong-un, quiere hoy que Obama y Romney la sorprendan y ayudar a que la audiencia conozca cuáles son exactamente las posiciones de ambos sobre diversos temas.

Ninguna otra mujer ha moderado un debate presidencial en EE.UU. desde que Carole Simpson, del canal ABC, estuvo al frente del que se celebró en 1992 en Richmond (Virginia) entre el entonces presidente, el republicano George H.W. Bush, el candidato demócrata Bill Clinton y el multimillonario independiente Ross Perot.

Simpson lamentó este lunes en declaraciones a la cadena NBC que la Comisión de Debates Presidenciales haya elegido a mujeres únicamente para moderar algún cara a cara entre vicepresidentes o formatos como el de hoy, en el que las preguntas provienen del público.