Se necesitaba un quarterback del calibre de Peyton Manning para hacer una remontada tan difícil.

Manning lanzó tres pases para touchdown en la segunda mitad mientras que Tony Carter y Chris Harris anotaron con balones sueltos de Philip Rivers para que los Broncos de Denver remontaran una desventaja de 24-0 en la primera mitad y terminaran ganando sopresivamente el lunes 35-24 a los Chargers de San Diego.

El mariscal de campo completó 13 de 14 pases para 167 yardas en la segunda mitad y los Broncos (3-3) empataron a los Chargers en el liderato de la División Oeste de la Conferencia Americana.

Los Broncos empataron la estadística de la cuarta remontada más grande en campaña regular en la historia de la NFL.

"(La victoria) fue especial si se considera lo que estaba en juego", dijo Manning, quien ha ganado cuatro títulos del Jugador Más Valioso de la NFL y quien conquistó el Super Bowl en su primera temporada con los Broncos.

Manning estaba 1-5 en sus anteriores seis partidos contra San Diego, todos disputados con Indianápolis.

Rivers sufrió cuatro intercepciones — tres en el último cuarto — y dos balones perdidos. Una semana antes, los Chargers habían desaprovechado una ventaja de 10 puntos en el tercer cuarto y cayeron 31-24 ante Nueva Orleáns.

"La derrota es amarga, en especial en un partido en el que se tenía tanta ventaja y con tanto en juego", señaló Rivers.

Los Broncos parecían liquidados tras una primera mitad de pesadilla en la que Manning tuvo una interceptción de Quentin Jammer, quien anotó tras una carrera de 80 yardas. Además los Broncos perdieron dos balones en patadas para una desventaja de 10 puntos ante los Chargers.

"Pensé que teníamos un buen plan. Fue decepcionante tener estos errores en las patadas", expresó Manning.

Manning comenzó la remontada cuando conectó con Demaryius Thomas pase para anotación de 29 yardas en la ofensiva inicial del segundo tiempo.

En la siguiente posesión de pelota para San Diego, Elvis Dumervil quitó el balón a Rivers y Carter corrió 65 yardas para touchdown. Carter estiró hacia arriba el brazo con la pelota para celebrar cuando se acercaba a la zona de anotación.

Denver después capturó a Rivers para obligar una patada de despeje y Manning conectó en la siguiente ofensiva pase de siete yardas a Erick Decker para acercarse a 24-21.

El pase para anotación de 21 yardas de Manning a Brandon Stokley puso a Denver por primera vez arriba en el marcador, 28-24, cuando faltaban 9:03 para el final.

Stokley superó en un salto al defensive back Marcus Gilchrist, atrapó el balón y alcanzó a tocar con los pies la zona de anotación para touchdown, aunque salió del campo por el impulso. Esta anotación siguió a la intercepción de Carter.

Harris selló la victoria con una intercepción, emprendió la carrera y anotó a 2:05 minutos del final. Fue su segunda atrapada de un lanzamiento rival en la noche.

Manning conectó en todo el encuentro 24 de 30 pases para 309 yardas y sufrió una intercepción.