Grecia no ha logrado su objetivo de cerrar un acuerdo con la troika internacional de acreedores antes de la cumbre europea del jueves próximo, informa hoy la prensa local tras una nueva ronda de negociaciones que terminó anoche.

"No habrá acuerdo global hasta la cumbre", titulan hoy los diarios griegos, citando una fuente del Ministerio de Finanzas.

"Trabajamos para llegar a acuerdos en los temas que quedan pendientes. Las negociaciones serán concluidas cuando el eurogrupo dé su visto bueno", añade la misma fuente.

El nuevo objetivo de Atenas es concluir un acuerdo hasta la reunión del eurogrupo en noviembre, a menos que se llegue a una solución en los próximos días.

En ese caso, una reunión extraordinaria del eurogrupo podría dar su visto bueno al pago del próximo tramo de 31.500 millones de euros del rescate internacional para Grecia, aprobado en febrero pasado.

Los responsables de la troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea) se reunieron ayer con el ministro para la Reforma Administrativa, Andonis Manitakis.

Fuentes del Ministerio indicaron hoy que la troika quiere saber el número exacto de funcionarios que dejarán de trabajar en 2012, de qué organismos saldrán y cuánto costará su despido.

Entretanto, expertos del Ministerio de Trabajo se reúnen con la troika en un intento de desbloquear las negociaciones sobre las reformas laborales.

La troika exige eliminar los incrementos salariales ligados a la antigüedad, cortar a la mitad las indemnizaciones de despido y ampliar los días laborales de cinco a seis por semana, lo que el Gobierno y los partidos de la coalición rechazan.