El viceministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, dijo hoy que su país espera un mejor escenario económico para el próximo año gracias a un "leve" repunte en la actividad mundial.

El funcionario admitió que la crisis global afecta a Argentina, pero afirmó que en 2013 habrá un "alivio" pues se registrará "una leve recuperación mundial" y, en particular, en Brasil, principal socio comercial de Argentina.

"Prevemos un 3,4 % de crecimiento del producto interior bruto (PBI) para fines de este año y para 2013 un crecimiento mayor, que va a alcanzar 4,4 puntos", dijo Kicillof al presentarse hoy ante las comisiones del Senado donde se analiza el proyecto de Presupuesto 2013.

"El mundo nos está poniendo ante un fuerte estrés económico y ante un fuerte desafío para las políticas económicas que estamos implementando", dijo Kicillof.

El proyecto de Presupuesto, que ya recibió el visto bueno de la Cámara de Diputados, prevé para 2013 una inflación del 11,2 por ciento, un superávit primario (antes del pago de deudas) de 65.893 millones de pesos (13.960,3 millones de dólares), equivalente al 1,70 por ciento del PIB, exportaciones por 116.395,5 millones de dólares y un superávit comercial de 13.325 millones de dólares.

Según cálculos oficiales, el gasto público crecerá el 16,3 por ciento, mientras que los recursos subirán el 24,3 por ciento, a partir de un alza de la recaudación tributaria del 22,7 por ciento.