La figura del veterano mariscal de campo Peyton Manning comienza a establecer nuevas hazañas deportivas con la franquicia de los Broncos de Denver a los que guió a una remontada de 24 puntos para que al final pudiesen ganar como visitantes 24-35 a los Chargers de San Diego.

Manning, que dejó a los Colts de Indianápolis después de 13 temporadas, recordó sus mejores tiempos de Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) y lo hizo además en el tradicional partido de los lunes por la noche con el que se cerró la sexta semana de competición de la nueva temporada.

Los Broncos y Manning consiguieron la cuarta mayor remontada en la historia de la NFL para un partido de la temporada regular.

El mariscal de campo de los Broncos nunca se había ido como profesional al vestuario con una desventaja de 24 puntos (24-0) que permitió su equipo al descanso del partido disputado en el Qualcomm Stadium, de San Diego.

A partir del tercer cuarto, Manning completó 13 de sus 14 pases, hizo tres envíos de anotación, y los defensivos Tony Carter y Chris Harris anotaron en sendas interceptaciones para darle a los poner a los Broncos la tercera victoria de la temporada que les permite poner su marca en 3-3 y empatar con los Chargers por el primer lugar de la División Oeste de la Conferencia Americana (AFC).

Manning, de 36 años, hizo el pase de anotación del partido a Brandon Stokley para 21 yardas sobre el defensivo Marcus Gilchrist le dio la primera ventaja a los Broncos (24-28).

Harris selló la victoria con su segunda interceptación de la noche, misma que regresó 46 yardas hasta las diagonales, con 2:05 minutos para que concluyese el partido.

Manning consiguió su victoria trigésimo séptima con regreso en el último cuarto, empatando el récord establecido por el legendario Dan Marino, miembro del Salón de la Fama, en enero de 2000.

"Teníamos un gran plan y los falló al principio con los equipos especiales, pero luego encontramos la manera de ponerlo en práctica y conseguir la victoria", declaró Manning al concluir el partido.

El gran derrotado fue el mariscal de campo Philip Rivers, de los Chargers, que completó 25 de 41 pases para ganancia de 242 yardas, hizo dos envíos de anotación y le interceptaron cuatro balones, dejando en 53,1 su índice pasador, comparado al 129,0 de Manning.