En cierta forma, la cultura de nuestro tiempo nos ha ido volviendo papanatas". De esta forma reflexionó Mario Vargas Llosa sobre "la gran confusión respecto a los valores" de la sociedad actual, dentro de la inauguración en Madrid de la cátedra "La Caixa" Economía y Sociedad.

En el acto, donde el escritor peruano, galardonado hoy con el Premio Internacional Carlos Fuentes, habló también sobre su último ensayo, "La civilización del espectáculo", han estado presentes la directora de CaixaForum, Isabel Fuentes, y el titular de la cátedra, José Luis García.

Para el nobel de literatura se vive un momento de "desnaturalización de la cultura" y es ahora "la moda", en el caso de las artes plásticas por ejemplo, "la que determina la categoría y el valor del artista", que debe su nacimiento a "operaciones publicitarias".

"Prácticamente en todas las artes y las letras de nuestro tiempo algo de esto funciona", explicó Vargas Llosa, para quien "el entretenimiento y la diversión no tienen por qué suponer la simplificación y banalización de la cultura".

Además, el escritor de "La civilización del espectáculo", hizo alusión a su último ensayo, del que ha destacado su descripción sobre el cambio que la definición de cultura ha sufrido en los últimos 60 años, con motivo, entre otros, "del impacto de la imagen".

Pero para Vargas Llosa, "la responsabilidad es de todos", sin embargo, "está en nuestras manos cambiar las cosas", sobre todo, ha dicho, en el campo de la educación, que no sólo abarca a la familia y el hogar, sino también a los medios de comunicación.

De ellos, el escritor comentó como "el escándalo ha pasado a ser protagonista" de sus titulares y portadas, y aseguró que "la vida privada ha desaparecido".

En relación a la intromisión que, según sus palabras, ha supuesto también internet, Vargas Llosa ha confesado dos anécdotas que él mismo ha sufrido en sus propias carnes, cuando "alguien" publicó en la red unas declaraciones suyas sacadas de contexto en contra de los argentinos.

"Las nuevas tecnologías permiten que a uno le roben su identidad", ha afirmado el escritor.

Por último, Vargas Llosa aclaró que la cultura es para él "una disposición y actitud de apertura frente al conocimiento" y lamentó que la cultura de hoy en día haya perdido la apreciación de "lo bello que si tenían nuestros antepasados".