El gobierno de Portugal da los toques finales a su proyecto para el presupuesto del año entrante y todo indica que será uno de los de mayor austeridad en la historia reciente del país.

El ministro de finanzas dijo que la iniciativa contempla un "gran" aumento a los impuestos, mayores recortes a recursos destinados a planes sociales y despidos en el gobierno.

Portugal recurrió en 2011 a un rescate financiero de 78.000 millones de euros (101.000 millones de dólares) para evitar una moratoria a causa de la crisis derivada del abultamiento de la deuda soberana en países de la zona euro.

Sin embargo, las autoridades han tenido dificultades para reducir su déficit fiscal debido a que los recortes al gasto han agravado la recesión mientras que el desempleo se ha disparado a la cifra histórica de 15,9%.

Las políticas de austeridad del gobierno de centro derecha han provocado el rechazo generalizado entre la ciudadanía y han exacerbado las tensiones entre los dos partidos que integran la coalición de gobierno.

Las autoridades tienen previsto anunciar en las próximas horas su proyecto para el presupuesto de 2013.