El príncipe marroquí Mulay Hicham, primo del rey Mohamed VI, retiró hoy una demanda por "difamación" contra un diputado socialista después de que éste emitiese un comunicado de disculpa, en un proceso en el que por primera vez en la historia del país un príncipe comparece en un juicio civil.

El abogado que representa al llamado "Príncipe rojo" por sus desavenencias en el pasado con el Palacio marroquí, Abderrahim Berrada, explicó hoy a Efe que el denunciante retiró hoy la demanda depositada ante el Tribunal de Primera Instancia de Ain Sebaa en Casablanca.

El diputado socialista -dijo Berrada- "reconoció su error" y "presentó sus disculpas".

Berrada apuntó que el comunicado de disculpa se publicará en la edición de mañana del diario Al Ittihad al Ichtiraki órgano del Partido Unión Socialista de Fuerzas Poopulares (USFP), cuyo director de publicación es el propio Abdelhade Jairat.

El caso remonta al pasado mes de agosto cuando Jairat, en un mitin del partido, acusó al príncipe de "malversación de fondos de bancos públicos hacia el extranjero" y de que "desviaba fondos de Marruecos hacia otras partes".

En una reacción inédita en la familia real marroquí, Mulay Hicham denunció a Jairat por la vía civil y le reclamó un dirham (0,1 euro) simbólico de reparación y la publicación de un comunicado de disculpa.

El príncipe, establecido en Estados Unidos desde hace años y dedicado a labores intelectuales, se presentó incluso personalmente en la primera vista de este caso, si bien su presencia, pese a lo insólito, pasó prácticamente desapercibida en los medios oficiales marroquíes, pero no así en los privados.