El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció hoy la aprobación de un préstamo de 10 millones de dólares para modernizar el sistema de pensiones de los empleados públicos de las administraciones municipales de Brasil.

Tras un primera etapa, finalizada en 2010 y en la que se fortaleció el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS), se busca ahora concentrarse "en la asistencia técnica a las municipalidades para mejorar su capacidad administrativa y de generación de información sobre los beneficiarios del sistema".

Este nuevo capítulo será desarrollado por el Ministerio de Previsión Social (MPS) de Brasil, explicó el BID en nota de prensa.

Los fondos tienen como objetivo desarrollar una sistema de información estructurada necesario para gestionar la política jubilatoria, y evitar así pérdidas financieras y dificultades para atender las necesidades de los empleados y sus familiares.

Específicamente, se actualizarán los registros de empleados activos e inactivos y de jubilados, y 50 municipalidades recibirán los sistemas tecnológicos necesarios.

Asimismo, se capacitará en finanzas, contabilidad y tecnología de información a alrededor de 1.040 empleados municipales y 240 administradores de Regímenes Propios de Previsión (RPP), el sistema de pensiones de empleados federales.

"Trataremos de mejorar la contabilidad municipal y de crear y difundir conocimientos especializados, con objeto de atender a las necesidades de un sistema de previsión social que funciona en una sociedad dinámica en términos de trabajo, condiciones sociales y demografía", aseguró Claudete Camarano, jefa del equipo del proyecto del BID.

El programa respaldará a la Secretaría de Previsión Social con investigación y 12 estudios de diagnóstico.

Además, se ofrecerá cursos de aprendizaje a distancia a 150 municipalidades y capacitación para 500 auditores jubilatorios.

El préstamo del BID cuenta con un periodo de amortización de 20 años y un período de gracia de cinco años.