El presidente Barack Obama y su rival republicano Mitt Romney realizaban preparativos el lunes en privado antes de su segundo encuentro del martes.

Obama trata de recuperarse de una presentación deprimente en su primer debate directo con el retador, mientras que Romney trata de mantener el impulso que obtuvo con una contundente actuación.

El próximo debate será del estilo asamblea municipal, durante la cual los candidatos tomarán preguntas de los votantes entre el público en la Universidad Hofstra, de Hempstead, en el estado de Nueva York.

Obama se instaló el lunes en un club de golf de Williamsburg, Virginia, por otro día completo de práctica con sus colaboradores.

Entretanto, Romney pasó gran parte del tiempo practicando cerca de su residencia en el área de Boston.

Como millones de estadounidenses han comenzado a votar por adelantado, quien cometa un traspié tendrá pocas oportunidades de recuperarse en la reñida contienda por la Casa Blanca.

Tras una actuación apática en el debate del 3 de octubre, Obama ensayaba con sus colaboradores respuestas más incisivas y agresivas.

La campaña demócrata también buscaba atacar al ex gobernador de Massachusetts por lo que considera es una fuerte disposición a cambiar de punto de vista para volverse más atractivo a los electores.

"Romney ha lanzado este tipo de verborrea de vendedor toda su vida", dijo la vocera de Obama Jennifer Psaki.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino