La política sudafricana Nkosazana Dlamini-Zuma fue investida hoy presidenta de la Comisión de la Unión Africana (UA), lo que la convirtió en la primera mujer que ocupa el máximo cargo ejecutivo desde que se establecieran las raíces de la institución panafricana en 1963.

En la ceremonia de investidura, que se celebró en la sede central de la UA, en la capital etíope, estuvieron presentes el jefe de Estado de Benin y presidente de turno de la UA, Boni Yayi, el primer ministro de Etiopía, Hailemariam Dessaleng, así como representantes de organizaciones internacionales y regionales.

Durante el acto, Hailemariam pronunció su primer discurso en la UA desde que tomó posesión de su puesto de primer ministro de Etiopía el mes pasado, en el que afirmó que el presidente saliente de la Comisión, Jean Ping, presente también en la ceremonia, ha conseguido un progreso extraordinario en asuntos de paz y seguridad.

"En concreto, quiero subrayar el declive en el número de conflictos en el continente africano con la excepción de algunas zonas conflictivas aquí y allá", afirmó Hailemariam.

"No me cabe duda de que Dlamini Zuma reforzará lo conseguido por su predecesor", añadió.

"Hoy estoy dando paso a una gran mujer. Estoy seguro de que los asuntos del continente están en buenas manos", dijo hoy por su parte Ping durante la ceremonia de investidura.

Dlamini Zuma es la primera presidenta de la Comisión de la historia de la UA, formada por 54 países, en un momento en el que la institución está a punto de celebrar su décimo aniversario, mientras que la predecesora Organización para la Unidad Africana (OUA) cumplirá medio siglo.

La nueva presidenta hizo un prolongado discurso sobre la democracia, el desarrollo, la educación, la cultura, y los avances en materia económica del continente, que según ella han comenzado a crear esperanzas de prosperidad entre los africanos.

Dlamini Zuma aseguró que su prioridad será hacer de la UA una organización eficiente que reaccione ante las necesidades del pueblo africano, mientras que la cooperación regional e internacional será su distintivo.

"Trabajaré para crear un África que esté en paz consigo misma y con el mundo", subrayó durante su discurso de investidura tras recibir el Acta Constitutiva y la bandera de la UA de manos de Ping, su predecesor.

"Acepto esta responsabilidad alentada por el hecho de que el continente está lleno de posibilidades y oportunidades", sentenció.

Antes de ser elegida como presidenta de la Comisión de la UA, el cargo ejecutivo más importante del organismo, Dlamini Zuma era ministra del Interior en Sudáfrica, puesto que ocupó desde 2009 hasta el pasado 2 de octubre, cuando presentó su dimisión para pasar a formar parte de la organización panafricana.

Anteriormente, fue ministra de Asuntos Exteriores durante diez años, desde 1999, y titular de la cartera de Salud desde 1994 durante el Gobierno del premio nobel de la Paz Nelson Mandela.

Dlamini Zuma ha formado parte además de varias delegaciones de paz y desarrollo de la UA y fue una destacada activista en la lucha contra el régimen segregacionista de su país, el apartheid.

La nueva presidenta de la Comisión de la UA fue elegida el pasado mes de julio en unas ajustadas elecciones, en las que se enfrentó a Ping.

El pasado mes de enero, ni Dlamini Zuma ni Ping consiguieron los dos tercios de los votos que se necesitaban para ser proclamado vencedor, por lo que la elección del presidente de la Comisión fue atrasada a julio.

En esos 7 meses, se hicieron cambios al procedimiento electoral de la UA para que no se repitiera el punto muerto al que se llegó en enero, tras lo que salió elegida Zuma.