Brasil aprovechará el partido amistoso de mañana con Japón en la ciudad polaca de Breslavia para probar nuevamente a Kaká como el creativo del que viene sintiendo falta aunque tendrá que improvisar en las laterales por lesiones y aún tiene en duda la alineación del volante Ramires.

Kaká, que no era tenido en cuenta por la selección brasileña desde el Mundial de Sudáfrica 2010, fue la gran figura en el amistoso del miércoles en que Brasil goleó por 6-0 a Irak y no solo convenció a los hinchas sino también al seleccionador Mano Menezes.

Pese a los pocos partidos que el centrocampista del Real Madrid ha disputado esta temporada, Menezes volvió a confirmarlo como titular en el partido de mañana contra Japón.

El seleccionador reconoció que su deseo es probar a Kaká en un partido frente a un equipo más competitivo que Irak, lo que será posible mañana ante el mismo Japón, que la semana pasada obtuvo una histórica victoria por 0-1 sobre Francia.

La necesidad de probar al jugador del Real Madrid obedece a que Menezes aún no ha conseguido identificar a un centrocampista que pueda compartir con el juvenil Oscar la misión de crear jugadas ofensivas y reforzar a la estrella Neymar en el ataque.

El puesto parecía destinado a Paulo Henrique Ganso, pero el exjugador del Santos y hoy en el Sao Paulo, no ha tenido buenas actuaciones con la selección y sigue de baja por otra de las lesiones que recurrentemente le complican la carrera.

"La selección volvió a jugar bien con Kaká aprovechado en esa posición. Ahora necesitamos probar si funciona con otros adversarios, preferiblemente de mejor nivel", afirmó Menezes.

La principal preocupación del técnico es definir a sus laterales tras las lesiones que obligaron a la selección a desconvocar a tres de los cuatro jugadores que había llamado para la posición.

El lateral izquierdo Marcelo, también del Real Madrid, sufrió una fractura en uno de los entrenamientos en Polonia y los médicos lo autorizaron a regresar a España debido a que tendrá que iniciar un tratamiento que lo mantendrá alejado de las canchas al menos tres meses.

Los también laterales Daniel Alves y Alex Sandro ni llegaron a concentrarse con la selección por lesiones antes del encuentro con Irak.

Las bajas dejaron al equipo con Adriano como único lateral para el choque con Japón, por lo que lo más probable es que el técnico lo utilice en la derecha e improvise en la otra punta al zaguero Leandro Castán.

La gran duda es Ramires, del Chelsea, que fue diagnosticado con sinusitis y no participó en el entrenamiento de este lunes en el estadio Miejski, que será palco del amistoso y fue escenario de tres partidos de la Eurocopa de este año.

En caso de que no pueda alinear a Ramires, Menezes utilizará a Sandro, que ya ha jugado como titular en esa posición.

Japón, que se alista para sus próximos partidos por las eliminatorias asiáticas para el Mundial de Brasil en 2014, considera que, con la confianza alcanzada tras la victoria sobre Francia, es posible adoptar una posición ofensiva ante los brasileños.

"Cuando te mides a los mejores equipos necesitas asumir más riegos. Aún no asumimos los riesgos suficientes", aseguró el centrocampista Shinji Kagawa, jugador del Manchester United inglés y que anotó el gol de la victoria frente a Francia.

El seleccionador japonés, el italiano Alberto Zaccheroni, también considera posible que Japón consiga su primera victoria frente a Brasil tras ocho partidos con reveses.

- Alineaciones probables:

Brasil: Diego Alves; Adriano, Thiago Silva, David Luiz, Leandro Castán; Paulinho, Ramires (Sandro), Kaká, Oscar; Hulk y Neymar. Seleccionador: Mano Menezes.

Japón: Kawashima; Uchida, Yoshida, Konno, Yuto Nagatomo; Hasebe, Endo, Kiyotake, Shinji Nakamura, Kagawa; Havenaar. Seleccionador: Alberto Zaccheroni.

Estadio: Miejski, de la ciudad polaca de Breslavia.

Hora: 14.10 local (12.10 GMT).