El ministro brasileño de Exteriores, Antonio Patriota, manifestó hoy su esperanza de que Palestina aumente su posición negociadora con Israel tras su posible reconocimiento como Estado observador no miembro de la ONU.

"Somos conscientes de que se pueden abrir nuevas oportunidades a Palestina para relacionarse con la comunidad internacional, que esperamos mejoren su poder negociador en esta situación tan compleja (...) donde es la parte mas débil", dijo Patriota tras reunirse en Ramala con su homólogo de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Riad Malki.

Se trata del primer viaje al territorio palestino que efectúa un canciller brasileño desde que en 2010 el Gobierno de Lula da Silva inaugurase una oleada latinoamericana de reconocimientos de Palestina como Estado.

Patriota y Malki abordaron la iniciativa del presidente palestino Mahmud Abás de solicitar el mes que viene a la Asamblea General de la ONU que Palestina sea aceptada como Estado observador no miembro de la organización.

"Apoyamos esta nueva iniciativa palestina diplomática y pacífica, que conlleva cierto grado de incertidumbre", afirmó Patriota al recordar que la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ya se mostró a favor de la anterior y fracasada aspiración palestina de lograr el reconocimiento de la ONU como Estado miembro de pleno derecho.

Patriota aseguró que existe un apoyo internacional al proceso de paz entre israelíes y palestinos, congelado desde 2010, y expectativas de que se logren resultados tangibles.

Por su parte, Malki agradeció el apoyo de Brasil al pueblo palestino y su liderazgo en los esfuerzos de paz en la región para lograr que se establezca un Estado palestino junto a Israel.

En conversación con periodistas, el ministro palestino matizó que esperan que Brasil logre influir en otros países de Latinoamérica, Caribe o Europa para que voten a favor en la ONU.

Fuentes oficiales palestinas han adelantado que el presidente de la Autoridad Nacional Palestina tiene previsto presentar en la ONU el borrador de solicitud como Estado observador no miembro el próximo 29 de noviembre, en coincidencia con el Día Internacional en Solidaridad con los Palestinos.

El jefe de la diplomacia brasileña también se entrevistó durante la jornada en Ramala con el primer ministro de la ANP, Salam Fayad; el jefe negociador, Saeb Erekat; la veterana dirigente Hanan Ashrawi; y el presidente, Mahmud Abás, con quien visitó el mausoleo del histórico líder palestino Yaser Arafat.

Abás repasó con Patriota la situación del proceso de paz y la apuesta palestina por Naciones Unidas, y agradeció el apoyo prestado por Brasilia a la causa palestina, tanto por parte de la presidenta Dilma Rousseff como de su antecesor, Lula da Silva, según la agencia oficial de la ANP, "Wafa".

Patriota, por su parte, transmitió la determinación de su país de desarrollar las relaciones bilaterales con Palestina y apoyar al pueblo palestino.

En la reunión con Fayad, escuchó un resumen de los ataques contra palestinos de colonos judíos radicales en Cisjordania, especialmente en la actual temporada de recogida de la aceituna, indicó la oficina del jefe de Gobierno en un comunicado.

También habló de la ampliación de las colonias judías, principalmente en Jerusalén Este, y de las órdenes israelíes de demolición de viviendas y otras estructuras en el Valle del Jordán.

Ashrawi, por su parte, insistió al canciller brasileño en el importante papel de apoyo a la iniciativa palestina en la ONU que pueden desempeñar Brasil y demás economías emergentes del planeta "a la luz del monopolio de Estados Unidos sobre el proceso de paz".

"Tenemos la esperanza de que Brasil y otros trabajen juntos para que Israel responda de sus graves y repetidas violaciones de los derechos humanos del pueblo palestino antes de que la solución de dos estados quede completamente destruida", le trasladó Ashrawi, según un comunicado de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

Ashrawi definió a Brasil como un "mediador ecuánime para la paz", un papel para el que el país se ha postulado potencialmente.

Ayer, en su jornada dedicada a Israel, Patriota defendió un mayor protagonismo de Brasil en Oriente Medio y hoy, en Ramala, señaló que uno de los objetivos de su visita es "tomar conciencia de la situación en los territorios ocupados y ver las perspectivas reales del proceso de paz".

El embajador palestino en Brasilia, Ibrahim Alzeben, declaró a Efe que la visita del canciller es "histórica" y una muestra de los estrechos lazos que se han ido tejiendo desde que Lula se convirtiese en el primer dirigente brasileño en visitar oficialmente los territorios palestinos.