El Gobierno boliviano planea emitir bonos por un total de 500 millones de dólares en los mercados internacionales antes de final de año, lo cual supone su primera emisión en el extranjero en casi un siglo, según publica hoy el diario The Wall Street Journal.

Bolivia ha contratado a dos gigantes de Wall Street, los bancos de inversión estadounidenses Goldman Sachs y Bank of America Merrill Lynch, para realizar esta emisión, que podría producirse a finales de este mismo mes, según fuentes cercanas al proceso citadas por ese rotativo.

Esas dos entidades financieras han organizado reuniones con inversores potenciales para este lunes en Zúrich y Ginebra, el martes en Londres, el miércoles en Nueva York, el jueves en Boston y el viernes en Los Ángeles, según uno de los invitados a esos encuentros.

El rotativo afirma que el Gobierno del presidente de Bolivia, Evo Morales, espera que el sólido crecimiento económico del país (su Producto Interior Bruto crecerá el 5 % este año, según la Cepal) y sus seis años consecutivos de superávit fiscal atraigan la atención de los inversores internacionales.

La agencia de calificación Fitch revisó recientemente al alza la nota de la deuda soberana de Bolivia desde "B+" hasta "BB-", en tanto que Standard & Poor's califica la deuda boliviana en "BB-" y Moody's en "Ba3", todos ellos a tres escalones del grado de inversión.

The Wall Street Journal asegura que los bajos tipos de interés en el mundo desarrollado están llevando a los inversores a interesarse por hacerse con deuda soberana de mercados emergentes, donde las elevadas rentabilidades contrarrestan los riesgos asociados a invertir en esos países.

Según la firma de análisis Dealogic, los mercados emergentes han vendido un total de 55.700 millones de dólares de deuda en los mercados internacionales de capital en lo que va de año, por encima del total recaudado en 2011, cuando emitieron 55.300 millones.

En cualquier caso, la falta de información sobre Bolivia podría ser un problema a la hora de buscar inversores para hacerse con títulos de deuda de ese país, según afirmó a esa publicación la economista Kathryn Rooney Vera, de la firma Bulltick Capital Markets.