El presidente de la FIFA Joseph Blatter se propone hablar con las autoridades cubanas en torno a la situación planteada por los jugadores caribeños que abandonan sus delegaciones durante competencias internacionales.

"Esto no puede seguir así. Las cosas no funcionan", declaró.

Blatter anunció su intención el lunes en una conferencia de prensa en Ginebra, luego de que tres futbolistas cubanos que participaban en las eliminatorias de la Copa Mundial abandonaron el equipo en Canadá, antes de un partido.

El dirigente afirmó que el tema de las deserciones ya no era manejado como un asunto de la comisión de competencias sino que era un "asunto de la presidencia" del organismo rector del fútbol.

Agregó que analizará el informe de la FIFA sobre el episodio del jueves pasado antes de tomar medidas.

Señaló asimismo que se pondrá en contacto personalmente "con las autoridades deportivas de Cuba" y les dará "una copia (de sus planteamientos) para que se la entreguen a las autoridades políticas".

Cuba dispuso de apenas 11 jugadores para el duelo con Canadá el viernes y perdió 3-0.

La victoria ante un equipo cubano diezmado permitió a Canadá trepar al primer lugar del Grupo C, en el que pelea la clasificación con Panamá y Honduras. Panameños y hondureños, mientras tanto, se fajaban entre sí con sus mejores jugadores. Ese duelo terminó 0-0.

Panamá y Canadá comparten el primer lugar con 10 unidades, seguidos a dos puntos por Honduras. Cuba no tiene ninguno.

En la última fecha, Panamá visitará a Cuba y Honduras recibirá a Canadá.

Cuba había perdido toda posibilidad de avanzar al hexagonal final y envió un equipo sin sus mejores figuras a Canadá, lo que hizo que surgiesen especulaciones de que dejó en casa a algunos titulares para evitar que abandonasen la delegación.

Un jugador se enfermó, según se dijo, y otros tres abandonaron el equipo, por lo que el técnico Alexander González contó con apenas 11 jugadores.

González dijo que los deportistas cubanos, igual que los de cualquier país, añoran el sueño americano y cuesta mantener un equipo estable. Indicó que era una situación difícil para el equipo y que no le resultaba fácil hablar del tema.

Blatter planea visitar Cuba en febrero o marzo.