El nivel de confianza de los franceses en su presidente, el socialista François Hollande, ha bajado dos puntos respecto a mediados de septiembre, y el de su primer ministro, Jean-Marc Ayrault, tres, según el último sondeo BVA-L'Express divulgado hoy.

La encuesta subraya que con 44 % de buenas opiniones a favor y 55 % en contra, "Hollande ha alcanzado en menos de seis meses profundidades que su predecesor, el conservador Nicolas Sarkozy, elegido en mayo de 2007, rozó solo en febrero de 2008".

Ayrault, por su parte, contabilizó un 46 % de buenas opiniones y un 52 % de negativas.

Entre los socialistas, uno de los escasos políticos en activo que ha mejorado posiciones respecto al mes pasado fue el ministro del Interior, Manuel Valls, quien subió cuatro puntos, hasta contabilizar un 56 % de opiniones favorables.

Según este sondeo, realizado por el método de cuotas entre el 11 y el 12 de octubre pasados sobre una muestra de 1.105 personas, el 69 % de los encuestados consideró que la acción del Gobierno socialista no esta siendo eficaz y el 56 % no la estimó justa.

Asimismo, el 75 % de profesionales liberales y empresarios dicen estar descontentos de la acción gubernamental, al igual que el 56 % de los ejecutivos interrogados.

Por otro lado, en la conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP), que el próximo noviembre celebrará sus primarias para liderar, el ex primer ministro François Fillon domina confortablemente posiciones frente al actual secretario general del partido, Jean-François Copé, quien aparece considerado como "demasiado de derechas", según esta encuesta.