La presidenta argentina, Cristina Fernández, pidió hoy que el Fondo Monetario Internacional (FMI) intervenga para que los países desarrollados con economías en crisis no compliquen a las naciones emergentes.

"Ya hasta el FMI ha reconocido formalmente en Tokio que los países desarrollados les están complicando la vida a todos los países emergentes", dijo la mandataria argentina en un acto en la sede del Ejecutivo.

Fernández sostuvo que "sería importante que digan qué instrumentos van a emplear para combatir esto, porque con diagnosticar no basta".

"Necesitamos que, como reguladores, intervengan para revertir esta situación", afirmó la presidenta argentina.

La jefa de Estado destacó por otra parte la inclusión de una referencia a la necesidad de crear empleo dentro del documento final de la Reunión Anual del FMI y del Banco Mundial celebrada la pasada semana en Tokio.

"Casi me caigo de espaldas cuando vi que se logró la inclusión en el documento del Fondo Monetario Internacional de que hay que lograr empleo para lograr inclusión social", dijo Fernández.