Alejada de los reflectores y sin extrañar la actuación, Ana Colchero ha encontrado en la literatura la libertad creativa para crear realidades paralelas que incentiven la reflexión colectiva.

En su más reciente novela "Los hijos del tiempo", la otrora actriz mexicana de telenovelas reflexiona sobre los vicios del sistema capitalista. Y aunque la trama transcurre en el año 2060, Colchero asegura que coincide con la crisis financiera mundial actual y las contradicciones que enfrenta la sociedad contemporánea, que podría dar un giro por medio de la tecnología.

"La economía y la evolución de la producción con grandes niveles de tecnología van desplazando una cantidad de mano de obra que nos lleva a un momento como éste, en el que millones de seres humanos estamos al margen de la vida laboral y al margen del consumo y bienestar en general", dijo Colchero el lunes una entrevista con The Associated Press.

"Estamos en un momento de transición en que las cosas se tienen que definir porque el sistema está entrando en crisis constantemente y la sociedad cada vez resiste menos esta explosión. Lo más importante es que la tecnología está tan avanzada que ya podríamos reorganizarnos como sociedad", agregó Colchero, quien promocionaba su novela en México.

Publicada por el sello Suma de Letras, "Los hijos del tiempo" sigue a una sociedad "urana" que aparentemente ha logrado la perfección tras una cruzada iniciada por la clase política después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 para eliminar a elementos "nocivos", como pobres y culturas y razas consideradas inferiores. Los sobrevivientes de esa cruzada, los "dalits", viven en el subsuelo hasta que en el 2060 tres de ellos comienzan una rebelión que destapa las manipulaciones de la clase política dirigente.

Aunque el planteamiento del texto coincide con muchos elementos actuales, Colchero aseguró que en su novela de ciencia ficción no busca criticar el sistema capitalista ni abanderar un movimiento opositor.

"Lo estoy exponiendo más que criticando. Es una realidad que si queremos cambiar y llevar hacia otros lados, pues depende de los oprimidos. La materia prima han sido todos estos elementos, pero es una novela de ficción, de amor, de aventuras, de intriga. Es mi visión de las cosas, pero no le quiero decir a nadie lo que tiene que pensar", precisó Colchero, quien debutó como escritora con "Entre dos fuegos" en el 2006.

La también economista contó que el 11 de septiembre la llevó a escribir su novela, pues se percató de una "hipnosis colectiva".

"Aceptamos la versión oficial aunque las evidencias muestren que esa versión es completamente falsa", dijo, y agregó que el acontecimiento marca el inicio de la "neohistoria", periodo caracterizado por la abundancia de la tecnología.

Precisamente en "Los hijos del tiempo" Colchero, aunque dijo no usar teléfono celular, ver televisión ni dedicar mucho tiempo a las redes sociales, plantea a la tecnología como generador de un nuevo orden social más equitativo.

"Creo profundamente en el beneficio de la tecnología, no solamente me parece que no es mala, sino que es nuestra herramienta para ser libre", expresó. "Nadie quiere barrer las calles, la gente que lo hace lo hace por obtener un salario, no porque le guste barrer. Y si hay un robot que barra las calles pues bienvenido para que esa persona se dedique a algo que le guste más".

La autora, quien hizo una pausa en su faceta actoral para sumarse como simpatizante del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y movilizaciones para denunciar los feminicidios de Ciudad Juárez, acotó entre risas que en este libro no critica a ningún político mexicano porque habla del 2060: "No sé quién va a estar (entonces), no sé a quién dirigir mi mentada, pero con gustísimo lo haría".

La protagonista de telenovelas como "Alondra" y "Corazón Salvaje" terminó recientemente de escribir otra novela, "Nacemos muertos", en la que aborda la violencia en México y cómo se vive dentro de una familia. El libro se publicaría en el 2013.