Con su tercera victoria consecutiva, Sebastian Vettel se ha acercado de súbito a su tercer campeonato en fila de la Fórmula Uno del automovilismo deportivo.

El piloto del equipo Red Bull ganó el domingo el Gran Premio de Corea y ahora aventaja con seis puntos a Fernando Alonso, de Ferrari, en el liderato de la clasificación del campeonato cuando faltan cuatro carreras para el final de la competición.

Vettel borró lo que parecía hace tres semanas el liderato indiscutible del piloto español.

Vettel arrancó segundo en la parrilla detrás de Mark Webber pero rebasó a su compañero en la primera vuelta y jamás perdió la punta. Vettel terminó con ventaja de 8,2 segundos sobre Webber. Alonso fue tercero 13,9 segundos detrás.

"La base fue el buen inicio", dijo Vettel. "Estaba inseguro porque arranqué en el lado malo de la parrilla, pero tuve buen agarre en la pista y me puse en la parte interna de la misma en la primera vuelta", apuntó.

Vettel, que también ganó las anteriores pruebas en Singapur y Japón, ahora parece el favorito para conquistar su tercer campeonato consecutivo en la F1, hazaña lograda solamente por Juan Manuel Fangio y Michael Schumacher.

El australiano Webber logró por primera vez un segundo lugar en la temporada, pero le molestó la forma como arrancó en posición preferencial.

"La salida no fue buena", dijo Webber. "Hubo cierto patinazo en las ruedas y ahí sabía que tendría problemas. Mi arrancada fue muy mala", apuntó.

Felipe Massa, de Ferrari, quedó en cuarto lugar, seguido del piloto de Lotus, Kimi Raikkonen, y el de Force India, Nico Hulkenberg.