La XIII edición de "Planet in Focus", el mayor festival de cine medioambiental de Canadá, terminó hoy en Toronto con la proyección de "Chasing Ice", un film sobre el trabajo en el Ártico de James Balog, fotógrafo de National Geographic.

La película, dirigida por Jeff Orlowski, sigue a Balog y su equipo de colaboradores mientras colocan sus cámaras en las regiones árticas para capturar el alarmante progreso del cambio climático en la región más septentrional del planeta.

Este año, "Planet in Focus" ha proyectado 31 largometrajes de todo el mundo, entre ellos cuatro filmes centrados en Latinoamérica: "Cerro rico, tierra rica", "Canícula", "Raising Resistance" y "Heart of the Sky, Heart of the Earth".

Durante una entrevista con Efe, el director de "Canícula", José Álvarez, expresó su satisfacción por la positiva respuesta del público canadiense a su film aunque se mostró crítico del impacto que las empresas mineras canadienses están teniendo en comunidades indígenas de México y Guatemala.

El film, que ganó el premio FIPRESCI al Mejor Film Internacional en el Festival Documental de Tesalónica así como el Premio Signis del Festival de Cine Latinoamérica de Toulouse, refleja las costumbres de los indígenas totonacos de la comunidad de Zapotal-Santa Cruz, en el estado mexicano de Veracruz.

"Hay que proteger a los indígenas de las minas, de los mineros canadienses. Es increíble lo que quieren hacer en el desierto. O es increíble lo que han hecho en Guatemala y lo que han hecho en Chiapas. La destrucción que han generado de zonas arqueológicas completas con tal de encontrar unas vetas de oro o de plata" dijo Álvarez.

Precisamente en su primer largometraje, "Flores en el desierto", Álvarez retrata a los huicholes mexicanos y su relación con el medio ambiente, lo que de paso le sirve para denunciar la presión que las empresas mineras canadienses están ejerciendo sobre la comunidad.

Álvarez dijo que la cultura occidental tiene mucho que aprender de las culturas indígenas.

"Creo que tienen una gran sabiduría. Por ejemplo, la manera de curarse. Cuando no utilizan más que la medicina tradicional, saben que muchas enfermedades están relacionada con el psique, con la mente, con las emociones" dijo el director.

Por contra, "todo lo que hacen incorrectamente los indígenas es lo que han aprendido del mundo occidental. No digo que todo lo que han aprendido del mundo occidental sea malo. Pero lo que hacen es lo que han malaprendido del mundo occidental" añadió.

Álvarez también se mostró crítico con los festivales de cine españoles, que a pesar del éxito internacional obtenido por "Canícula", no han programado el documental en el país.

"Los españoles no la han querido en ningún festival. Eso me ha podido. Pero tampoco "Flores en el desierto", ni tampoco "Venus" mi cortometraje. En España no se han podido exhibir ninguna de mis películas" dijo el director.

"Creo que la selección en los festivales españoles peca de pretenciosa. Están un poco enganchados en un asunto de pretensión y creo que se equivocan" continuó Álvarez.

"Me parece que en su pretensión de buscar películas 'cool', rechazan automáticamente, un documental que, entre comillas, resulta antropológico. No se atreven a entender ese lenguaje" terminó señalando.