Robert Griffin III corrió para 138 yardas y dos anotaciones, incluyendo un acarreo de 76 yardas con 2:43 por jugarse, con lo que los Redskins de Washington terminaron el domingo una racha de ocho derrotas en casa al batir 38-26 a los Vikings de Minnesota.

Una semana después de que abandonara un partido al sufrir su primera conmoción cerebral en la NFL, Griffin también completó 17 de 22 pases para 182 yardas con un touchdown y una intercepción.

Los Redskins (3-3) se dieron gusto contra un equipo de Minnesota que no había permitido más de 23 puntos en un partido de esta temporada.

La racha de tres victorias de Minnesota llegó a su fin y quedaron con foja de 4-2.

Minnesota logró una ventaja tempranera de 9-0 pero pagó caro por conseguir goles de campo en lugar de anotaciones al llegar a la zona roja.

Christian Ponder completó 35 de 52 pases para sumar 352 yardas.