Nonito Donaire puso fuera de combate a Toshiaki Nishioka en nueve asaltos para defender con éxito su corona supergallo de la OMB.

Fue la vigesimonovena victoria consecutiva de Donaire (30-1, 19 nocauts).

El vencedor del combate del sábado por la noche no lució como en otras ocasiones pero dominó las acciones y aguardó pacientemente para encontrar un claro hasta que pudo derribar al veterano nipón en el sexto asalto, pese a lastimarse la mano derecha.

Donaire, nacido en Filipinas pero criado en California, volvió a derribar a su adversario con una derecha furibunda en el noveno episodio, y cuando poco después le conectó un upercut, el árbitro Raúl Caiz puso fin a la pelea.

Nishioka había ganado 16 peleas consecutivas desde marzo del 2004.