La violencia contra los periodistas y la impunidad de esos delitos constituye la principal "preocupación" en el panorama informativo de México, reveló hoy el informe preliminar sobre ese país de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

El documento, que debe ser aprobado por la asamblea de la organización que se reúne estos días en Sao Paulo, reflejó que además de "la reiterada violencia" y la impunidad, el fracaso de las leyes para la protección de los informadores, que "quedaron como letra muerta", se alzan como principales motivos de alarma.

Además, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reveló que cerca de 70 % de los ataques contra periodistas quedan impunes, consigna el informe.

Según esta última organización, 82 periodistas han sido asesinados y 16 han desaparecido en México desde el año 2000.

La periodista mexicana Andrea Miranda explicó que el periodismo de su país debe ser concreto y objetivo, además, de garantizar que el informador regresará a la redacción en condiciones seguras.

Asimismo, se mostró escéptica sobre las leyes de protección de los periodistas ya que precisó que la "intensidad de la violencia está en la frontera", en las provincias y en las zonas atravesadas por las rutas del narcotráfico y en esas áreas no hay confianza en aquellos encargados de hacer cumplir la ley.