El ejercicio de la profesión periodística continúa siendo "demasiado peligroso" en el continente americano, donde la situación de la libertad de prensa ha registrado avances pero también retrocesos, consideró hoy en Sao Paulo la asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa de Prensa (SIP).

El presidente de la SIP, Milton Coleman, dijo sobre la libertad informativa que los Gobiernos continúan "haciendo todo lo que pueden para amordazar esta importante parte de la democracia".

Coleman, del periódico estadounidense Washington Post, aseguró que su respuesta sobre las garantías de ejercer el oficio del periodista en la región sería que todavía es "demasiado peligroso".

Mientras, el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Gustavo Mohme, explicó que se vislumbra una "situación complicada" y aunque aseguró que "se han dado notables avances en materia de libertades" en algunos países, también se han registrado "retrocesos".

En la jornada de hoy se han presentado algunos de los informes preliminares por países de la Comisión y que están todavía pendientes de ser oficialmente aprobados por la asamblea.

En México, el documento señala la violencia contra los periodistas y la impunidad en la que permanecen esos delitos como la principal "preocupación" en el panorama informativo del país.

Asimismo, el texto refleja que además de la "la reiterada violencia" y la impunidad, el fracaso de las leyes para la protección de los informadores, que "quedaron como letra muerta" se alza como motivos de alarma.

En el periodo de análisis del informe, que es semestral, seis periodistas fueron asesinados y otros 3 están desaparecidos, además la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) cifró en 82 el número de informadores muertos desde 2000.

El análisis dedicado a Argentina tampoco es alentador y la Comisión denunció que en ese país "la prensa ha enfrentado un clima crecientemente hostil durante el último semestre".

El documento agrega que "resoluciones gubernamentales, maniobras judiciales, declaraciones agraviantes y amedrentadoras de funcionarios públicos, medidas de hecho contra medios y amenazas y ataques físicos contra periodistas, configuran un escenario oscuro para el ejercicio del periodismo y del derecho de todo ciudadano a expresarse libremente".

En el caso de Venezuela, el informe dice que la polarización política del país ha convertido a la prensa en blanco de todo tipo de ataques, incluso físicos.

"Lo que se vive en el país a consecuencia de la alta polarización política es atentatorio para el libre ejercicio periodístico. La intolerancia llega a niveles extremos", señala el informe preliminar presentado por el editor del diario El Regional del Zulia, Gilberto Urdaneta.

Según el documento, "la intransigencia ha llegado a tal punto que semanalmente se emiten señalamientos referidos a maltratos, atentados, detenciones, vejaciones, insultos, despojo de equipos y violaciones a los derechos fundamentales".

Ninguna novedad se atisba en Cuba, donde la censura, la represión de la libertad de expresión e información y el uso de los medios como vehículo de propaganda son una realidad constante, de acuerdo con la versión del informe.

En declaraciones a Efe, el director ejecutivo de la SIP, Julio Muñoz, dijo que Cuba tiene "el peor" historial de América en libertad de expresión y añadió que los datos del informe son "tremendamente negativos".

"Le ponen a la gente un candado en la boca", dijo a Efe Muñoz, quien precisó que esa es la política de un "Gobierno totalitario".

La jornada de hoy también hizo una parada en Ecuador donde, según el informe preliminar, el Gobierno y las instituciones del Estado adoptan medidas que perjudican la libertad informativa en el país y se usan recursos públicos para "atacar" sistemáticamente a periodistas y medios.

El informe, que fue presentado por el vicepresidente la Comisión para Ecuador, Pedro Zambrano, agregó que "el régimen sigue usando recursos públicos para atacar y 'desmentir' sistemáticamente lo que publican los medios, los periodistas y la gente que opina diferente".

Sin embargo, la comisión consideró que no se registraron atentados graves contra la libertad de expresión en Chile, Costa Rica, Aruba y las Antillas Holandesas.

La 68 Asamblea de la SIP, que arrancó con los debates previos el pasado viernes, cierra sus puertas el próximo martes.