El ministro iraní de Defensa, el general de la poderosa Guardia Revolucionaria, Ahmad Vahidi, afirmó hoy que su país tiene un potente arsenal bélico que brinda "con gusto" a los países islámicos.

"La capacidad bélica de la República islámica de Irán es alta y está al servicio de la comunidad islámica", señaló el militar, al que citó la agencia de noticias estudiantil ISNA.

"Utilizaremos a su tiempo todo lo que tenemos a nuestra disposición para defender la nación y los territorios islámicos, ya que esto nos parece algo natural", agregó Vahidi, quien aludió a la reciente entrada en el espacio aéreo israelí de un avión espía no tripulado, que fue inmediatamente abatido.

Al parecer, el aparato era un prototipo copiado de un avión similar de Estados Unidos derribado por Irán y en poder del grupo chiíta libanés Hizbulá, aliado de Teherán.

"Para nosotros, el vuelo del avión no tripulado de Hizbulá sobre el cielo de las tierras ocupadas es un derecho natural que les asiste", dijo Vahidi.

A este respecto, el ministro de defensa iraní aseguró que "este logro proviene de la resistencia islámica y del movimiento digno de la República Islámica de Irán".

Vahidi añadió que la acción demuestra, asimismo, que Hizbulá puede estar totalmente preparado para una eventualidad como la guerra que libró con Israel en 2006.

"El vuelo del avión no tripulado sobre las tierras ocupadas demuestra la debilidad de lo que Israel llama la cúpula de hierro y que todo lo que Israel dice (sobre este sistema de protección aérea) se ha derrumbado", recalcó Vahidi.

El pasado 6 de octubre, la Fuerza Aérea israelí detectó un UAV (vehículo aéreo no tripulado) que sobrevolaba el norte del desierto del Negev en el sur del país, por lo que fue interceptado y derribado, indicó la oficina de información del Ejército en un comunicado difundido a los medios.

El Coordinador adjunto de los Guardianes de la Revolución, Yamaledin Abrumand, también anunció el pasado 8 de octubre que "la entrada durante cien kilómetros de este avión no tripulado en las tierras ocupadas demuestra la debilidad e ineficacia del sistema de Cúpula de Hierro y de defensa de este régimen".

Irán está sometido a sanciones por la ONU, además de la UE, EEUU y otros países, debido a su programa nuclear, que algunos países sospechan que tiene una vertiente armamentista, lo que Teherán niega y asegura que es exclusivamente civil y pacífico.

En este año, Israel y EEUU han amenazado reiteradamente a Irán con un ataque militar para frenar su programa nuclear, a lo que Teherán ha contestado que continuará con su programa atómico civil y que, en caso de agresión, su respuesta será aplastante, pero repetidamente ha asegurado que no va ser el iniciador de ninguna guerra.