Los primeros familiares de secuestrados, desaparecidos y reclutados forzosos de las FARC comenzaron a llegar a la céntrica Plaza de Bolívar de Bogotá para participar en el Primer Encuentro de Víctimas, que se celebra a sólo tres días del anuncio formal del inicio del proceso de paz colombiano en Oslo.

Una fuente de la organización indicó a Efe que en la primera hora de la convocatoria ya habían llegado unas 300 personas y que algunos ya comenzaron a declarar ante los fiscales dispuestos para recoger testimonios de crímenes, los cuales esa guerrilla no ha reconocido.

Este encuentro está promovido por organizaciones como la Fundación País Libre, la Asociación Los que Faltan, las Madres de la Candelaria y el programa de radio "Las Voces del Secuestro".

El clamor de los participantes de la cita es que se investigue la situación de sus seres queridos y que el asunto de las víctimas sea prioritario en los diálogos entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno colombiano.

Estas conversaciones, que iniciarán según lo previsto mañana en la capital noruega y de las que sólo se conocerán las conclusiones que las partes revelen hasta el próximo miércoles, arrancarán con el debate sobre el desarrollo rural y un mayor acceso a la tierra.

Después de hacerse público el acuerdo al que llegaron el Gobierno y la guerrilla para negociar la paz en Colombia después de medio siglo de conflicto, las FARC negaron rotundamente tener secuestrados en su poder, lo que contradijeron la Fundación País Libre y otras organizaciones.

Por eso, en este encuentro las víctimas tendrán la oportunidad de reportar a más de 650 integrantes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía de Colombia los casos de secuestro, desaparición y reclutamiento forzado que la guerrilla niega haber perpetrado recientemente.

Después, estos datos serán sistematizados e investigados, y una copia del estudio será enviada a la mesa de diálogo de paz, que según lo previsto se reunirá en La Habana pasadas unas semanas del inicio formal del proceso en Oslo.

La jornada de víctimas se extenderá durante todo el día, hasta que "declare la última persona en llegar", acotó la fuente de la organización.