El principal terminal del aeropuerto de Anchorage fue evacuado el domingo después que un hombre dijo que había una bomba en una bolsa, pero poco después aclaró que se había tratado de una broma.

La policía del aeropuerto internacional Ted Stevens de Anchorage se tomó las cosas en serio y arrestó a Peter Friesema al acusarlo de amenaza terrorista y de provocar desorden público. Friesema fue detenido en el Complejo Correccional de Anchorage con derecho a pago de fianza de 5.000 dólares, dijo el gerente del aeropuerto John Parrott en un correo electrónico.

El incidente comenzó poco después de la medianoche. Un hombre que presentaba documentos para un vuelo de Alaska Airlines hizo un comentario "sobre una bomba en una bolsa", dijo Parrott al diario Anchorage Daily News (http://bit.ly/RvbhFq ).

"Eso provocó que nosotros y las aerolíneas, la Agencia de Seguridad de Transporte (TSA por sus siglas en inglés) y la policía del aeropuerto tuviéramos que evacuar el edificio, el terminal", indicó.

Muchos pasajeros no estaban debidamente abrigados para las temperaturas gélidas en una noche de nevada pero se les ordenó que salieran del terminal. Algunos quedaron acurrucados junto a las puertas para abrigarse.

Después de la 1 de la madrugada, un autobús del aeropuerto llevó a los pasajeros a otro terminal pero sólo podía llevar a una docena de personas por viaje mientras centenares de ellos esperaban a la intemperie.

Con el objeto de llevar a los pasajeros a lugares con calefacción se abrió un centro de alquiler de automóviles y los buses fueron usados para transportar a los pasajeros, relató Parrott.

La policía bloqueó el acceso al aeropuerto a fin de impedir el ingreso de vehículos hasta el terminal.

El terminal fue reabierto a las 3 de la madrugada.

___

Información de: Anchorage (Alaska) Daily News, http://www.adn.com