El técnico de España, Vicente del Bosque, tendrá que decidirse por una de dos opciones en ataque: Fernando Torres, de Chelsea, como delantero central, o Cesc Fábregas, de Barcelona, como delantero flotante, para el encuentro del martes con Francia por las eliminatorias mundialistas.

Los defensores centrales Gerard Piqué y Carlés Puyol están lesionados, pero eso no será mayor problema, o por lo menos nada comparable frente a las preocupaciones mucho mayores que tendrá el técnico francés, Didier Deschamps, para frenar el talentoso medio campo español de Xabi Alonso, Andrés Iniesta y Xavi Hernández con su propio medio campo diezmado por lesiones de Abou Diaby, Rio Mavuba y Lassana Diarra.

Laurent Koscielny jugará probablemente con Mamadou Sakho en apenas su segundo partido juntos.

En ataque, el técnico francés probablemente pondrá a Olivier Giroud, de Arsena, con Karim Benzema. Ninguno de los dos ha anotado para Francia en los ocho últimos partidos. "Quiero demostrar que puede funcionar", dijo Giroud. "Estoy seguro de que podemos causarles problemas".

Acosada por lesiones y todavía no repuesta de una sorpresiva derrota por 1-0 con Japón, con la pólvora mojada de sus delanteros y la vacilación de sus defensores, Francia tiene mucho de qué preocuparse.

Ambos equipos ganaron sus primeros dos compromisos para compartir la delantera en el grupo i. Pero mientras España goleó 4-0 a Bielorrusia el viernes, prolongando su racha ganadora en los torneos clasificatorios a 24, Francia vio disminuida su confianza cuando perdió con Japón esa misma noche en un partido amistoso.

"Estamos jugando contra el mejor equipo del mundo, que ha ganado dos campeonatos europeos y la Copa Mundial", dijo el defensor francés Koscielny. "Tienen muchas similitudes con Barcelona y todos conocemos su calidad. Será un partido muy difícil".

La última vez que España no ganó un partido de clasificación para la Copa Mundial o las eurocopas fue en septiembre del 2007, cuando empató 1-1 con Islandia en Reikiavic. Y además los antecedentes recientes no favorecen a Francia. España le ganó 2-0 en cuartos de final de la Eurocopa 2012, último partido que tuvo como técnico francés a Laurent Blanc. Después fue sustituido por Deschamps.

"En el mejor mundo posible, no creo que tengamos muchas posibilidades contra España", admitió Deschamps. "Tendremos que defender bien y, cuando tengamos oportunidades, deberemos ser mucho más eficientes que contra Japón".

No obstante, el técnico español Vicente del Bosque considera peligroso el rival.

Francia "tiene delanteros que pueden jugar a pases largos, y han agregado jugadores nuevos y de físico poderoso", afirmó. "Será un partido complicado".

Blanc jugó de manera ultraconservadora frente a España sin ningún éxito. Deschamps ha prometido ser más ambicioso.

En otros encuentros, Inglaterra buscará afianzar su ventaja en el Grupo H cuando viaje a Varsovia para enfrentar a Polonia y Alemania irá confiada a visitar a Suecia después de haber aplastado a Irlanda 6-1 en Dublín. Los germanos han ganado sus tres partidos en el Grupo C.

Los delanteros ingleses no tuvieron problemas para encontrar la red frente a San Marino por 5-0. Wayne Rooney y Danny Welbeck anotaron dos goles cada uno. Pero Inglaterra tendrá que ir a Polonia sin su delantero Theo Walcott, que sufrió una herida en el pecho y permaneció en el hospital el viernes por la noche después de un choque con el arquero de San Marino Aldo Simoncini.

Aunque Rooney está complacido de superar la barrera de los 30 goles, está lejísimos del veterano alemán Miroslav Klose, que solo necesita tres más para igualar al máximo goleador alemán, Gerd Mueller, que totalizó 68. El enfrentamiento de Klose con Zlatan Ibrahimovic, que anotó once goles en sus últimos doce partidos con Suecia, es toda una promesa.

Cristiano Ronaldo no anotó por primera vez en seis partidos cuando Portugal cayó 1-0 ante el líder del Grupo F, Rusia, el viernes, pero el delantero del Real Madrid tratará de volver a encontrar el camino de la red contra Irlanda del Norte en Porto.

Italia está invicta en el Grupo B y recibe a Dinamarca en Milán. Y en el Grupo D, Rumania y Holanda, ambas con nueve puntos, se enfrentarán en Bucarest.

Bélgica y Croacia también buscan la supremacía en el Grupo A. Bélgica enfrenta a Escocia y Croacia a Gales, que el viernes derrotó a los escoceses por 2-1.