El presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara, izó hoy la bandera de la antipiratería editorial en la víspera del Premio Planeta de Novela, y solicitó un mayor control de internet.

En la tradicional conferencia de prensa del 14 de octubre, previa al fallo del Premio Planeta, que tendrá lugar mañana en Barcelona (noreste de España), Lara afirmó que para combatir la piratería se deben "anticipar medidas de control de las páginas de enlace, que son la gran excusa de los piratas".

El Grupo Planeta ha presentado en lo que va de año 1.500 denuncias por versiones ilegales de libros de sus sellos editoriales.

Lara aseguró que el libro "ha soportado hasta hace muy poco la crisis mucho mejor que otros sectores", y esto se debe a que "llevamos varios años aumentando el nivel de lectores y los hábitos de lectura".

Ya centrado en el galardón, Lara afirmó que el premio Planeta, dotado con 601.000 euros (778.000 dólares), goza de "buena salud" y las cifras lo demuestran: "Este año se han presentado 432 originales y en las 61 ediciones ya se han superado la cifra de 20.000 manuscritos presentados y los 40 millones de ejemplares vendidos de todos los ganadores".

En el mismo acto, el editor tuvo un recuerdo "muy personal e íntimo para Carlos Puyol", fallecido el pasado mes de enero, que fue el hombre que más años estuvo en el jurado del Premio Planeta: cuarenta.

Emili Rosales, que reemplaza como secretario a Puyol en el jurado, subrayó que entre las novelas presentadas "predominan los géneros tradicionales, pero con una variante: hay bastantes novelas históricas, ambientadas en períodos recientes como la Guerra Civil española, o en la historia antigua".

El género policíaco, continuó Rosales, está también muy representado en todas sus variantes, también el thriller político.

Además, hay "bastantes novelas que tratan conflictos sentimentales; conflictos sociales, históricos o actuales; sagas familiares o incluso novelas rurales".

Uno de los veteranos del jurado, el escritor Juan Eslava Galán, apuntó que "este año hay una calidad altísima" y precisó que, a su juicio, "hay cuatro novelas merecedoras del Planeta".