El ministro brasileño de Exteriores, Antonio Patriota, dijo hoy en Jerusalén que su país adoptará un mayor protagonismo en los esfuerzos de paz en la región, al iniciar una visita oficial a Israel y los territorios palestinos.

"Veremos a Brasil adoptando un alto perfil en línea con su peso económico y el hecho de que mantenemos relaciones amigables con todos los miembros de Naciones Unidas y no tenemos enemigos", expresó Patriota al presidente israelí, Simón Peres, con quien inició su agenda de trabajo en el país.

"Quizás estamos en una situación única para escuchar a todas las partes y participar en los esfuerzos de la paz", abundó el canciller.

Patriota comenzó hoy en Jerusalén su periplo de dos días por la región y que le llevará el lunes a la ciudad cisjordana de Ramala, donde se entrevistará con dirigentes de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

En Israel, Patriota se ve hoy con el jefe de Gobierno, Benjamín Netanyahu, y con su homólogo israelí, Avigdor Lieberman, entre otros ministros.

En su entrevista con Peres, Patriota le transmitió que su Ejecutivo es "muy consciente de las tensiones en la región, origen de gran preocupación para Brasil", como la situación en Siria y el estancado proceso de paz entre israelíes y palestinos.

"Nos gustaría ver que la paz entre Israel y los palestinos avanza a un ritmo más rápido, pero parece que hay una parálisis en lo que algún día se denominó proceso de paz", apostilló.

Por su parte, Peres aseveró: "Irán es el único país de la tierra que amenaza con destruir otro país. Esto va en contra de los estatutos de Naciones Unidas, en contra de las posiciones humanas de Irán, y no creo que nadie tenga derecho a transigir con eso".

El presidente del Estado judío manifestó que Teherán no solo vierte esas amenazas contra Israel, sino que también "construye armas nucleares, niega que lo hace y envía armamento a Siria y a Hizbulá".

Sobre el proceso de paz con los palestinos, Peres mencionó que en la actualidad hay un período de transición en Israel hasta la celebración de los próximos comicios en enero y las presidenciales de Estados Unidos en noviembre, que tienen un impacto en la política regional.

"Nosotros estamos interesados en hacer la paz con los palestinos, estimo enormemente a Abu Mazen y tenemos que negociar con los líderes tal y como son", sentenció, antes de precisar: "Creo que debemos ser cuidadosos en este período transitorio hasta que esté todo más claro."

La de Patriota es la primera visita de un canciller brasileño a los territorios palestinos desde el reconocimiento de Palestina como Estado por parte de Brasil en diciembre de 2010.

El ministro brasileño se encuentra en Israel desde el pasado viernes, cuando se trasladó a título privado al kibutz Bror Jail, cerca de la frontera con Gaza, donde residen principalmente emigrantes judíos de origen brasileño.