El representante especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, el argelino Lajdar Brahimi, llegó hoy a Teherán para analizar con las autoridades iraníes la situación del conflicto en el país árabe, informó hoy la agencia estudiantil de noticias iraní, Isna.

En rueda de prensa junto al ministro iraní de Asuntos Exteriores, Ali Akbar Salehi, Brahimi afirmó que la ONU y la Liga Arabe están preparadas para ayudar a acercar los puntos de vista de las dos partes y proporcionar un marco para el diálogo.

"Tengo el objetivo de aunar todos los puntos de vista y presentar un plan para acabar con la pesadilla que está pasando el pueblo sirio", subrayó.

El enviado internacional se reunirá mañana, lunes, con el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional y jefe negociador nuclear de Irán, Said Jalili.

Irán es el principal aliado del régimen sirio en la región, frente a la oposición que mantienen Egipto, Turquía y Arabia Saudí, que se han mostrado claramente a favor de las fuerzas opositoras.