El jugador de esquina de los Buccaneers de Tampa Bay Aqib Talib fue suspendido cuatro partidos por usar sustancias prohibidas por el reglamento de la NFL.

La suspensión será efectiva a partir del domingo, cuando los Buccaneers enfrenten a los Chiefs de Kansas City.

Según fuentes de la liga, Talib no apelará la suspensión que la liga le impuso después de dar positivo al Adderall.

"Aproximadamente cuando empezaron los entrenamientos previos a la campaña regular, cometí el error de tomar Adderall sin prescripción médica", dijo.

"Esto es especialmente lamentable porque durante varios meses previos, con la ayuda de mi entrenador, estuve trabajando muy fuerte para mejorar como persona y jugador", indicó Talib.

"Me siento realmente triste y apenado con mis compañeros de equipo, entrenadores y seguidores de los Buccaneers. Me siento molesto conmigo mismo", agregó.

Talib será elegible para regresar al campo de juego el 5 de noviembre.

Esta no es la primera vez que Talib presenta problemas, después de ser suspendido sin pago en el 2010 y multado económicamente por violar la política de conducta personal de la liga, derivado de un altercado que tuvo con un taxista en St. Petersburg, en agosto del 2009.

Mientras que en el 2011, evitó una suspensión por su arresto en conexión con un tiroteo en Texas. Posteriormente se le retiraron los cargos.