Un brote de meningitis vinculado a inyecciones en mal estado ha dejado ya 15 muertos en Estados Unidos, donde se han registrado ya 198 afectados, según informaron hoy los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) del país.

Las nuevas cifras revelan un nuevo fallecimiento y 28 casos más desde el jueves, cuando el CDC actualizó sus datos por última vez.

Las autoridades sanitarias calculan que hasta 14.000 personas pudieron haber recibido vacunas del lote contaminado entre el 21 de mayo y el 24 de septiembre.

Se calcula que el inicio de los síntomas puede estar entre una y cuatro semanas, según aclararon funcionarios del CDC en una conferencia telefónica el jueves.

Según ese centro, las autoridades han conseguido contactar con el 90 % de las personas que habrían sido medicadas con inyecciones del lote en mal estado, que fueron retiradas del mercado.

La Administración de Fármacos y Alimentos de EE.UU. (FDA, por su sigla en inglés) cree que el brote se originó en inyecciones de esteroides que se usan para aliviar dolores musculares.

Hasta ahora se han detectado casos de meningitis en 13 estados, especialmente concentrados en el noreste del país.

Se calcula que las vacunas podrían haberse suministrado en 75 centros de 23 estados del país.