La canciller alemana, Angela Merkel, considera que en Grecia se están observando ya "progresos" en los esfuerzos por superar la crisis y argumentó que, pese a que éstos son lentos, conviene darle otra oportunidad, siempre que cumpla sus compromisos.

En Grecia se perciben ya, "paso a paso", progresos en la dirección adecuada, que pese a ser "más lentos de lo que habíamos considerado" justifican que sus socios sigan apoyando a Atenas, apunta la canciller, en su mensaje semanal por vídeo.

"Debemos seguir dándole una oportunidad a Grecia. Por un lado, exigimos que se ciña a los compromisos que hemos acordado juntos. Pero por otro lado nos comportamos como amigos, como socios que ayudamos y respaldamos", sostiene Merkel.

La canciller ratifica en su mensaje que el Nobel de la Paz concedido este año a la Unión Europea (UE) es un "impulso" a seguir avanzando en la integración y reafirma su convicción de que el euro "es más que una moneda".

"Estoy plenamente convencida de que necesitamos la UE y de que el euro es mucho más que una moneda", apunta la canciller, en sintonía a su primera reacción, ayer, al conocerse la concesión del galardón por parte del Comité Nobel de Oslo.

En su mensaje por vídeo, la canciller responde a una serie de preguntas de escolares alemanes, en su mayoría dirigidos a cuestiones europeas y defensa de la democracia

Merkel sostiene, asimismo, que la UE es una constelación de países que no puede pretender funcionar de acuerdo al modelo de Estados Unidos.

"Somos países con nuestra propia historia nacional, cada uno tiene su cultura y su idioma", recuerda la canciller, para quien la UE no es ni un Estado ni una suma de Estados, sino una "construcción política".