El presidente de Francia, François Hollande, pidió hoy a los secuestradores de seis franceses que se encuentran capturados en Mali desde hace más de dos años que los liberen "antes de que sea demasiado tarde".

El mensaje, pronunciado desde la embajada francesa en Kinshasa, adonde se ha desplazado para participar en la cumbre de la Francofonía, se produce en respuesta a la amenaza recibida hoy por parte del grupo islamista armado Movimiento para la Unidad y la Yihad en África Occidental (MUJAO).

El MUJAO, según han recogido los medios galos, anunció hoy que Hollande pone en peligro su vida y la de los secuestrados franceses en el Sahel por sus declaraciones en favor de una intervención militar contra los grupos islamistas armados en el norte de Mali.

"Tenemos ciudadanos que debemos proteger. Seis se encuentran en Mali. Hemos recibido amenazas sobre ellos. Debemos apoyarles y asegurarnos de que van a ser liberados", indicó en un discurso recogido por el canal "BFM TV", en el que pidió a sus secuestradores que los pongan en libertad "antes de que sea demasiado tarde".

La amenaza del MUJAO llega un día después de la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU de una resolución que pide una intervención militar en Mali para ayudar a las autoridades a recuperar el control del norte del país.

Esa resolución, impulsada por Francia, insta al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y a las organizaciones regionales africanas a presentar antes de 45 días un plan que incluya una intervención militar en el norte del país.

Hollande aseguró el viernes que Francia apoyará de manera logística la decisión, y aunque precisó que no enviará soldados para participar en la operación, sí instó de nuevo a la comunidad francófona a actuar con determinación contra el terrorismo en ese país africano.