Tres explosiones en el sur de Afganistán han matado a dos policías afganos y tres agentes de la inteligencia nacional, dijeron el sábado las autoridades afganas.

Los insurgentes atacan con frecuencia a las fuerzas de seguridad afganas y a los funcionarios gubernamentales para debilitar al gobierno.

El vocero provincial de Kandahar, Ahmad Jawed Faisal, dijo que un atacante suicida detonó el sábado su carga a la entrada de un puesto de control en una oficina de la inteligencia nacional en el distrito de Maruf. Agregó que tres agentes de la inteligencia murieron y otros cuatro resultaron heridos.

En la vecina provincial de Zabul, dos explosiones mataron a dos policías el sábado por la mañana. El vocero provincial Shariullah Nasari dijo que un vehículo policial pasó encima de una mina, con lo que la detonó. Cuando otros agentes acudieron a prestar ayuda a los ocupantes del vehículo, fue detonada otra carga explosiva.

Nasari agregó que murieron dos policías y otros tres resultaron heridos.