El primer ministro de Turquía criticó el sábado al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por no acordar medidas decisivas que pongan fin a la guerra civil en Siria, en tanto que Alemania y la OTAN apoyaron la decisión de Ankara de interceptar a principios de semana un avión de pasajeros que se dirigía a Damasco.

El primer ministro Recep Tayyip Erdogan dijo en una conferencia internacional en Estambul que el mundo está contemplando una tragedia humanitaria en Siria.

"Si aguardamos a uno o dos de los miembros permanentes... el futuro de Siria correrá peligro", dijo Erdogan.

Rusia y China — dos de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU — han vetado varias resoluciones que apremiarían a Damasco a terminar con el conflicto y aceptar una transición política.

Erdogan pidió una reforma del Consejo de Seguridad, al que consideró "un sistema desigual e injusto" que no representa la voluntad de la mayor parte de los países.

Mientras Erdogan expresaba su postura, el ministro turco de Relaciones Exteriores, Ahmet Davutoglu, se entrevistaba con dirigentes árabes y europeos en medio de la intensificación de las tensiones entre Turquía y Siria.

Davutoglu conversó el sábado por la mañana con el jefe de la Liga Arabe, Nabil Elaraby; el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle; y el enviado especial de la ONU para Siria, Lakhdar Brahimi.

Al término de este encuentro, Davutoglu dijo que tal como ocurrió la semana pasada Turquía está dispuesta a hacer uso de la fuerza otra vez si es atacada de nueva cuenta, tras los obuses disparados desde Siria y que causaron la muerte de cinco aldeanos.

"Si vuelve a ocurrir un incidente similar desde la parte siria, responderemos de nuevo en consecuencia", señaló Davutoglu a los periodistas. Davutoglu señaló que la frontera entre Siria y Turquía es también una frontera de la OTAN.

Una semana después del ataque sirio con obuses, Turquía interceptó un avión sirio de pasajeros que se dirigía de Moscú a Damasco y confiscó lo que dijo eran pertrechos militares a bordo.

Siria condenó la medida y la describió como un acto de piratería aérea, mientras que Rusia dijo que la carga consistía en repuestos de radar que se ajustaban al derecho internacional.

De otra parte, el ministro del exteriores de Alemania expresó su respaldo a Turquía y afirmó que Berlín habría actuado igual de creer que se transportaban armas por su espacio aéreo rumbo a Siria. Alemania y Turquía son aliados militares en la OTAN.

La agencia noticiosa estatal siria SANA dijo el sábado que Damasco respalda una propuesta del canciller ruso Sergey Lavrov para encontrar un mecanismo de comunicación directa de seguridad entre Siria y Turquía.

En Siria, activistas dijeron el sábado que efectivos militares chocaron con los rebeldes en diversos frentes en todo el país, incluida Alepo, la ciudad más grande del país.

En las imágenes de un video aficionado que se difundió el sábado en internet, se ven las secuelas de un ataque de artillería contra un vecindario en Alepo mientras una nube de humo gris se extiende en una calle con edificios de apartamentos.

____

Barbara Surk, en Beirut, y Albert Aji, en Damasco, Siria, contribuyeron a este despacho.