El presidente de Ecuador, Rafael Correa, consideró hoy "absurdo" que se le haya otorgado el premio Nobel de la Paz 2012 a la Unión Europea (UE), en su opinión, un "ente burocrático", aunque señaló que tiene "cosas buenas".

"Tiene cosas buenas la Unión Europea, pero me parece un absurdo un ente burocrático que le den el premio Nobel, pero bueno, ya sabemos (...) los juegos de poder a esas alturas", dijo en su informe semanal de labores.

Aseguró que respeta "mucho", pero no comparte "en absoluto" la decisión de haberle otorgado el Nobel de Paz a la UE y se preguntó "cuál será el próximo bombardeo que decidan".

Consideró que Ecuador debe estar orgulloso de su vicepresidente de la República, Lenín Moreno, que fue candidato "muy merecidamente" a ese galardón.

"Doscientas veces más se lo merecía nuestro querido Lenín Moreno Garcés, pero allá sabrán ellos", comentó.

El Nobel de la Paz 2012 distinguió los "esfuerzos exitosos" de la UE por la paz, la reconciliación, la democracia y los derechos humanos en el continente, en una decisión recibida con polémica.

El Comité Nobel resaltó en su fallo los avances logrados por la UE y sus predecesores en las últimas seis décadas, actuando como factor "estabilizador" que ha ayudado a "transformar la mayor parte de Europa de un continente en guerra a un continente en paz".

Entre sus contribuciones mencionó por encima de todo haber logrado la reconciliación entre Alemania y Francia, dos "enemigos históricos" que habían librado tres guerras en setenta años, algo "impensable" ahora entre quienes son "socios cercanos".

La UE también ha influido en la introducción de la democracia en países como Grecia, España y Portugal, además de ayudar al fin de la división entre Este y Oeste tras el fin de la Guerra Fría, sostuvo el fallo del jurado.

El trabajo de la Unión representa "la fraternidad entre las naciones", con lo que cumplirían con los criterios señalados por Alfred Nobel para otorgar el premio de la Paz, según el fallo revelado ayer.