El ministro de Economía español, Luis De Guindos, aseguró hoy en Tokio que "el ambiente es de mucho mayor optimismo con respecto a España" que antes del verano y que "ahora mismo hay interés por la deuda pública española".

De Guindos explicó que el ambiente que ha palpado recientemente "tanto en los entornos del Fondo Monetario Internacional (FMI)" como entre analistas privados es "bastante más positivo que antes del verano", y que esto lo coteja el Tesoro Español con la procedencia de las órdenes de compra.

También se refirió a la posibilidad de que el Banco Central Europeo active una línea de crédito preventivo que complementaría una compra de bonos españoles, y apuntó a que el hecho de que cada vez se conozcan más detalles sobre mecanismos de ayuda prueba que la estrategia del Gobierno español respecto a no precipitar una eventual adhesión a estos programas "era la correcta".