El dominio desde el montículo del abridor Justin Verlander fue la clave que permitió a los Tigres de Detroit ganar la serie de división de la Liga Americana y volver por segunda temporada consecutiva a disputar la Serie de Campeonato de Campeonato.

Mientras que el poder del bate del receptor Buster Posey decidió el triunfo de los Gigantes de San Francisco ante los Rojos y también convertirse en el primer equipo de la Liga Nacional que alcanzó la Serie de Campeonato.

Los Nacionales de Washington y los Cardenales de San Luis tendrán que decidir su pase en el quinto partido, lo mismo que les tocará hacer a los Yanquis de Nueva York ante los Orioles de Baltimore en la Americana.

Verlander quiso dejar patente su condición de Jugador Más Valioso de la Americana al lanzar una gran pelota que ayudó a los Tigres a ganar por blanqueada de 6-0 a los Atléticos de Oakland el decisivo quinto partido de la serie de división.

La victoria dejó a los Tigres ganadores de la serie (3-2) al mejor de cinco y por segunda temporada consecutiva disputaran el Campeonato de la Liga Americana, en el que tendrán de rival al triunfador de la serie de división que juegan los Yanquis y los Orioles, que encuentra empatada a 2-2 y el viernes jugarán el quinto y decisivo partido.

Después de la frustrante derrotada sufrida la noche anterior cuando los Tigres se dejaron arrebatar una ventaja de dos carreras (1-3) en el noveno episodio al fallar el cerrador dominicano José Valverde, el equipo de Detroit, como anticipo su veterano manejador Jim Leyland, esta vez si estuvo seguro y ganador hasta el final.

Verlander (2-0) cubrió la ruta completa para espaciar sólo cuatro imparables, dio una base por bolas y abanicó a 11 bateadores después de realizar 122 lanzamientos, de los cuales 83 fueron de "strikes".

Los 11 ponches le permite empatar con Cliff Lee (2010) como los dos únicos que lo han logrado en un partido decisivo de serie de la fase final.

El lanzador derecho, que sacó 22 ponches en la serie, logró por primera vez en su carrera juego completo y dejar en blanco la casilla de las anotaciones para un partido de playoffs.

Verlander se convirtió en el quinto abridor que salió para decidir un quinto partido de la fase final después de haber ganado el premio Cy Young la temporada anterior.

Steve Carlton lo hizo en 1981 con los Filis de Filadelfia, Davie Cone (1995 Yanquis Nueva York), Barry Zito (2003 Atléticos) y Roy Halladay (2011 Filis).

Nadie lo había conseguido en la historia de las series de división, ganar tres partidos consecutivos fuera de su campo, hasta que surgió el bate poderoso de Posey que pegó grand slam y guió a los Gigantes a la victoria de 6-4 ante los Rojos de Cincinnati.

Posey lo hizo y los Gigantes coronaron su remontada, mientras que su receptor titular volvió a ser decisivo en la fase final.

El héroe de los Gigantes bateó el tercer cuadrangular con las bases llenas que ha logrado el equipo de San Francisco en la historia de la fase final.

Después de ponerse con una ventaja parcial de 6-0 al concluir la parte alta de la sexta entrada cuando los Gigantes anotaron todas las carreras, los Rojos respondieron con dos en ese mismo episodio, pero de nuevo el bullpen de San Francisco hizo su trabajo.

Los Rojos anotaron una vez en la novena entrada, antes de que el relevista Sergio Romo abanicase al tercera base Scott Rolen con dos corredores a bordo para poner fin al encuentro y a la serie, además de llevarse el rescate.

Romo sacó los cuatro últimos "outs" del partido a pesar de ceder dos imparables con una carrera limpia, dio una base por bolas y retiró a un bateador por la vía del ponche.

La victoria fue para el abridor Matt Cain (1-1) que trabajó cinco entradas y dos tercios en los que espació seis hits con tres carreras limpias, dio dos bases por bolas y sacó cinco ponches.

El jardinero derecho Jayson Werth hizo acto de presencia con su bate oportuno y pegó jonrón solitario en la parte baja de la novena entrada que rompió el empate en la pizarra y dio la victoria por 2-1 a los Nacionales ante los Cardeanles en el cuarto partido de la serie de división del "Viejo Circuito".

Los Nacionales tendrán en el montículo para el quinto partido al abridor zurdo cubano americano Gio González, de 27 años, que llegó a los 21 triunfos durante la temporada regular y es la gran esperanza para el equipo de Washington que juega su primera serie de división desde que llegó a la capital de la nación.

Mientras que los Cardenales basarán su confianza en el derecho de 31 años, Adam Wainwright, que logró 14 triunfos en la temporada después de volver de una grave operación de la reconstrucción de codo que le costó perderse toda la temporada del 2011.

El campocorto J.J. Hardy pegó en la decimotercera entrada un doblete impulsador que permitió a los Orioles vencer por 2-1 a los Yanquis y forzaron el quinto partido de la serie.

Ambos equipos tendrán que jugarlo el viernes en el mismo escenario del Yankee Stadium y los Bombarderos del Bronx podrán en el montículo a su estelar zurdo CC Sabathia.

Mientras que el manejador de los Orioles, Buck Showalter, no tiene decidido a su abridor, pero podría ser el derecho Jason Hammel.